Regreso a Clases

Clásicos que nacieron de una mente creativa

Algunas ideas pequeñas se convierten en grandes tradiciones culinarias.

Lo que hoy es un clásico un día empezó como una idea rara o poco valorada, pero que encuentra su lugar en la historia por su originalidad.

Ejemplos hay miles en los que una mente creativa creó un clásico, pero en la gastronomía mexicana (en este caso la chilanga) tenemos algunos clásicos que incluso nacieron de una broma.

Aquí algunos ejemplos de cómo un pequeño cambio de perspectiva permite obtener clásicos que superan la prueba del tiempo:

Cacahuates japoneses

Una de las botanas más populares para cualquier tipo de reunión son los cacahuates japoneses, un invento que le debemos al señor YoshigeI Nakatani, quien en 1943 inició un pequeño negocio en La Merced.

La peculiaridad de este lugar, según la página oficial de Nipón, es que el señor Nakatani adaptó una receta japonesa para preparar los japoneses: los freía en una mezcla de harina, salsa de soya y especias.

Para la década de los 70, Nakatani abrió su primera planta en Iztapalapa.

Tortas del cuadrilátero

En 1992 el luchador Super Astro abrió una tortería en que después se mudaría a Luis Moya en el Centro Histórico. Aquí nacieron las famosas tortas cuadrilátero.

La torta Super Astro es para comensales avanzados ya que es una baguette de 40 cm. con más de dos kilos de peso con ingredientes como jamón, pierna, salchicha, tocino, bistec, milanesa, muchos huevos, chorizo y queso.

Este clásico nació de una broma con Baby Face, según el documental Nuestra Lucha Libre. Pero esa broma se volvió no sólo en una tradición de la lucha libre, sino en un reto para profesionales: la torta es gratis si te la acabas en 20 minutos.

Boing de mango

Ya sea en triangulito en el recreo o en la botella con los tacos, Boing es una de las marcas clásicas de nuestra gastronomía y una de las más distintivas de México.

Cuando apareció fue pionera en el mercado de jugo de frutas, pero lo que verdaderamente impulsó la marca fue cuando decidió salir en forma de triángulo.

Facebook: Pato Pascual

Esta original empaque tenía además la cualidad de ser de los primeros tetra pak en ser comercializados, lo que volvió parte de su sello distintivo.

Desde hace décadas Boing nos acompaña en nuestras comidas y reuniones, en el patio de la escuela o en las tortas.

Aprovecha que en julio Pascual lleva hasta tu casa los productos Boing. Consulta su página oficial para hacer tu pedido o buscar el número de tu distribuidor más cercano

Contenido patrocinado

Te puede interesar:

El arte es el mejor aliado para un verano en cuarentena

Beneficios de la creatividad en el desarrollo escolar

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close