Regreso a Clases

Beneficios de la creatividad en el desarrollo escolar

El pensamiento divergente ayuda a mejorar la capacidad para solucionar problemas.

Estudiar va más allá de acumular conocimientos y habilidades que nos servirán en la vida profesional. La función de una escuela es desarrollar las habilidades cognitivas de sus alumnos.

Sin embargo, estamos acostumbrados a una forma de pensamiento lógico y lineal que muchas veces inhibe la creatividad, aunque esta cualidad sea fundamental para solucionar problemas y hasta para elegir carrera.

Por ello, autores como Edward de Bono y Robert Sternberg, promueven el pensamiento divergente para conseguir el máximo desarrollo escolar.

Pensar diferente y diverso

El pensamiento divergente se define como la forma de pensamiento que no sigue una lógica o método establecido para llegar a una única solución, sino que analiza el objeto o fenómeno para conocer todas sus perspectivas y alternativas.

En otras palabras, el pensamiento divergente motiva a generar muchas ideas a partir de un concepto o enunciado con el fin de ejercitar la imaginación y la creatividad.

Los elementos que se consideran generales en este tipo de pensamiento son la fluidez para generar ideas, la flexibilidad para abordar cualquier tema, la originalidad y la elaboración, que consiste en la capacidad de ampliar una idea ya dada.

Beneficios

De acuerdo con un artículo de Manuel Zaragoza en el Heraldo de Aragón, los beneficios de desarrollar este tipo de pensamiento van desde una mejor adaptación y solución a los problemas, hasta el desarrollo de una carrera profesional plena.

Y es que el pensamiento divergente no es sólo arrojar cuantas ideas se nos ocurran, sino buscar todos los ángulos posibles ante una situación, lo que ayuda a adaptarse a tomar decisiones a consciencia.

Para promover el pensamiento divergente es bueno incluir a los niños en la solución de problemas, dejar que lo analicen y expliquen cómo lo realizarían.

Si se llega a equivocar o da ideas completamente inverosímiles, lo mejor es ilustrar por qué no es verosímil esa idea, más que descartarla, pues esto podría desmotivar a los niños.

Con información de El Heraldo de Aragón

Te puede interesar:

5 ejemplos de cómo pensar diferente

Seis ejercicios para ejercitar la destreza mental

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close