score
Vida y Estilo

Otra esperanza contra COVID: un medicamento hecho a base de plantas

Este medicamento hecho a base de plantas promete dar buenos resultados para enfrentar la pandemia.

En la búsqueda por combatir la pandemia de COVID-19 cada vez se suman más esfuerzos que buscan ayudar a aliviar las consecuencias que ha dejado a su paso la enfermedad; por ello, llama la atención la creación de un medicamento hecho a base de plantas que promete muy buenos resultados.

Se trata de un antiviral elaborado por científicos de la Universidad de Nottingham, quienes encontraron que una sustancia en la flora es capaz de tratar de forma efectiva la infección ocasionada por el virus SARS-CoV-2 que fue llagado en Wuhan, China, a finales de 2019.

Probablemente lo que más ha llamado la atención sobre este medicamento hecho a base de plantas es que sería capaz de contrarrestar los efectos de las variantes del coronavirus, incluso las más contagiosas, como la Delta.

El fármaco que está causando revuelo en el ámbito científico es conocido como Thapsigargin, un antiviral que se puede obtener de manera natural y que es capaz de bloquear virus, incluido el de la COVID-19, como lo dieron a conocer en la revista especializada Virulence.

Los especialistas indicaron que este fármaco administrado en pequeñas dosis es capaz de acabar con la carga viral que se ha alojado en el organismo y desencadena una respuesta inmune de tipo antiviral de amplio espectro que se centra en los tres virus respiratorios humanos más conocidos.

“Todas las variantes del SARS-CoV-2 fueron altamente susceptibles al tratamiento con TG. Una sola dosis de cebado de TG antes de la infección bloqueó eficazmente todas las infecciones de variante única y todas las coinfecciones en más del 95% en relación con los controles. Asimismo, TG fue eficaz para inhibir cada variante durante la infección activa”, expresaron los expertos de la Universidad de Nottingham en un comunicado oficial.

La variantes que analizaron los expertos fueron la Alfa, Beta y Delta, en esta investigación se percataron del hecho de que todas ellas son capaces de generar co-infecciones, lo que hace mucho más vulnerable a las personas ante un contagio de coronavirus.

Esta es una gran noticia puesto que además de las vacunas, ya se está experimentando con otros tratamientos que permitirán terminar con la pandemia en el menor tiempo posible.

Con información de University of Nottingham

También podría interesarte:



Artículos Relacionados

Back to top button