La “hormona del amor” podría ser la responsable de que sigamos a tanta gente en Instagram

¿Buscas un culpable y no quieres asumir tu responsabilidad emocional? Culpa a la hormona del amor.

En redes sociales se ha hecho muy popular entre las generaciones más jóvenes usar el apelativo “Siguemorras 3000”, consiste en chicos obsesionados en seguir a mujeres en redes sociales -desde Instagram a TikTok, pasando por Reddit y Twitter-; al parecer la ciencia tiene una explicación para este comportamiento y se trata de la “hormona del amor”.

La Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur realizó un estudio en el que evaluaron los comportamientos en redes sociales, encontraron que hay una relación directa entre una hormona y la forma en la que las personas interactúan en Instagram,

En el estudio que se publicó en el medio especializado Heliyo, se dio a conocer que la oxitocina, vulgarmente conocida como hormona del amor, tiene mucho que ver con la cantidad de personas que un usuario sigue en sus redes sociales. Así que si no te quieres hacer responsable de tus actos, puedes echarle la culpa a esta hormona.

Actualmente se continúa investigando más acerca de la sociabilidad en línea con una perspectiva de gen-medio ambiente; y es que en la historia de la humanidad no se había visto un fenómeno relacionado con la tecnología como el que ocurre en la actualidad.

Imagen ilustrativa @Pexels

De acuerdo con Reproductive Health Supplies Coalition,  “la oxitocina es una hormona péptida especialmente conocida por su función en el parto y la lactancia. La glándula pituitaria del cuerpo libera grandes cantidades de ella durante el parto, provocando contracciones en el útero para facilitar el parto”.

¿Por qué la oxitocina modificaría el comportamiento en redes sociales?

Pero también se le puede encontrar en medio de la excitación, durante un orgasmo y en situaciones que pueden ser identificadas como placenteras; por lo que generan un apego. Esta es la razón por la que los especialistas la ligan ahora con los comportamientos en redes sociales.

Los científicos de Singapur estudiaron al receptor que lleva la hormona, llamado OXTR; las pequeñas variaciones de bloques que la componen, los nucleótidos– pueden provocar altas variaciones.

Así, indican que quienes cuentan con una variante concreta de OXTR son más propensos a seguir personas en Instagram o redes sociales, incluso a pesar de sus relaciones íntimas personales.

Ya lo sabes, la próxima vez puedes justificar tus actitudes en redes con el hecho de que los investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang indican que no es obsesión, se llama “apego” causado por la oxitocina.

También podría interesarte:

Salir de la versión móvil