Estudio descubre que inhaladores para el asma ayudarían a recuperarse de Covid en tres días

Una de las principales búsquedas en medio de la pandemia es la de procurar disminuir los efectos letales del coronavirus.

Una de las principales misiones de los expertos en medicina es la de conseguir que los efectos de la Covid-19 se minimicen o no alcancen un grado de letalidad importante; a razón de ello, los investigadores hicieron un hallazgo importante: inhaladores para el asma ayudarían a recuperarse en tres días.

En un primer momento se dijo que las personas con este tipo de padecimientos respiratorios tendrían una vulnerabilidad ante el virus e incluso tendrían un factor de riesgo; sin embargo, los expertos explicaron que mientras se siguiera el tratamiento adecuado no habría mayor complicación.

Dentro de esta misma lógica, investigadores de la Universidad de Oxford encontraron que el efecto del cuadro grave a causa del virus Covid-19 disminuye significativamente al usar inhaladores para el asma previamente recetados por los expertos.

Los científicos de Reino Unido indicaron que en un lapso de tan solo tres días habría sido posible recuperarse del coronavirus o evitar que este afectara de forma importante al sistema respiratorio y así evitar la llegada de una neumonía.

“Esta es la primera vez que se ha demostrado que un tratamiento es beneficioso para los pacientes de la comunidad”, señalan los especialistas.

Los investigadores apuntaron que el tratamiento que arrojó mejores resultados fue el de la budesonida, el cual se probó en pacientes hospitalizados con un caso grave de la enfermedad y dio buenos resultados dentro del tratamiento.

“En el laboratorio han reducido la replicación viral del SARS-CoV-2 específicamente y también sabemos que los corticosteroides inhalados reducen la expresión del receptor ACE-2, y ese es un receptor importante para el SARS-CoV-2”, explican los científicos.

 

Esta es una excelente noticia en medio de la búsqueda por conseguir mitigar los efectos nocivos del coronavirus y la pandemia que ha cobrado millones de vidas desde que se dio el reporte del primer caso en noviembre de 2019.

Ante este escenario, los expertos esperan seguir investigando para implementar esta técnica en cada vez más tratamientos a nivel mundial.

También podría interesarte:

Salir de la versión móvil