Anticuerpos del resfriado común podrían neutralizar al Covid-19: Universidad de Yale

Tras realizar una serie de investigaciones, un grupo de científicos descubrió que los resfriados podrían servir como tratamiento contra la infección.

Un equipo de investigación de la Universidad de Yale descubrió recientemente que un virus del tipo del resfriado podría generar una respuesta inmune que evita la propagación del Covid-19 en un mismo paciente, lo que podría significar el comienzo de un tratamiento eficaz contra la infección.

Según datos recabados por los científicos, en Estados Unidos se registró un descenso en los casos de Covid-19 durante el invierno pasado, época en la que inician los contagios de gripe y resfriado.

La revista científica Journal Experimental Medicina, publicó el martes 15 de junio, que la respuesta inmune del resfriado podría ser más eficaz en el combate del Covid-19 durante los primeras días de infección.

Los investigadores encontraron que el virus respiratorio común inicia la actividad de genes estimulantes del interferón, moléculas de respuesta temprana en el sistema inmunológico que pueden evitar que el SARS-COV-2 se replique dentro de los tejidos de las vías respiratorias infectados por el frío.

“Desbloquear estas defensas temprano en el curso de la infección por COVID-19 es prometedor para prevenir o tratar la infección”, dijo Elaine Foxman, profesora asistente de medicina de laboratorio e inmunobiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

En las últimas etapas de COVID-19, lo niveles altos de interferón se asocian con una enfermedad peor y pueden alimentar respuestas inmunes hiperactivas. Pero estudios genéticos recientes muestran que los genes estimulantes del interferón también pueden ser protectores en caso de infección por COVID-19.

Dado que estudios previos demostraron que los virus del resfriado común podrían proteger contra la influenza, decidieron observar su los rinovirus tendrían el mismo efecto contra el Covid-19.

Se encontró que el virus aumentaba rápidamente en los primeros días de la infección, antes de que las defensas del huésped se activaran, y se duplicaba aproximadamente cada seis horas.

Los resultados podrían ayudar a explicar por qué las tasas de infección con otros virus como la influenza son bajas durante las épocas del año en que los resfriados son comunes. Sin embargo, existe la preocupación de que a medida que disminuyan las medidas de distanciamiento social, los virus del resfriado y la gripe, que han estado inactivos durante el año pasado, volverán con más fuerza.

También te puede interesar:

 

 

Salir de la versión móvil