score
Vida y Estilo

Científicos habrían descubierto cómo “apagar” el interruptor del hambre en el cerebro

Este estudio podría cambiar la forma en la que se controla la pandemia de la obesidad y el sobrepeso

Uno de los problemas más graves por los que atraviesa el mundo -incluso antes de la pandemia de coronavirus- es la prevalencia de enfermedades como la obesidad y el sobrepeso; pero ahora una investigación sobre el “interruptor del hambre” podría cambiar las fichas del juego.

De acuerdo con la información, el mecanismo a nivel cerebral que controla esta sensación es un receptor en el cerebro llamado melanocortina (MC4), la cual controla la necesidad de las personas por come; pero investigadores decidieron trabajar para cambiar la manera en la que actúa este receptor.

Científicos del Instituto de Ciencias Weizmann encontraron que es posible modificar ese interruptor del hambre por medio de una manipulación, lo que haría menos propensos a los más jóvenes a padecer de la enfermedad de la obesidad.

cientificos descubren funcion para apagar el hambre
Imagen ilustrativa @Pexels

Así es como podrías cambiar al interruptor del hambre con medicamentos

“Es un interruptor activado por una hormona que segrega nuestro cuerpo, que se puede encender y apagar. Hemos mostrado exactamente cómo se ve y delineado todos sus detalles moleculares”, explicó el doctor Moran Shaley en el comunicado.

Los resultados positivos de esta investigación podrían determinar cómo es que la obesidad infantil tiene un inicio tan temprano; pues al parecer este mal funcionamiento genéticamente heredado es de fácil transmisión.

“Ahora que conocemos los detalles moleculares precisos del interruptor, podemos usar esto para apuntarlo con mucha precisión y diseñar medicamentos que puedan evitar algunos de los efectos secundarios que se han encontrado con este primer medicamento”, expresaron los científicos detrás de este estudio.

Al respecto, ahora se sabe que es posible fabricar medicamentos que manipulen el MC4 y así tener la capacidad de cambiar al interruptor del hambre por medio de procesos químicos a nivel cerebral: pero hasta el momento este proceso aún está en fase de pruebas.

También podría interesarte:



Artículos Relacionados

Back to top button