score
Vida y Estilo

¿Qué es el Trastorno Explosivo Intermitente y cuáles son sus síntomas?

El TEI se caracteriza por brotes sumamente agresivos que pueden llegar a lastimar a la persona en sí y a quienes les rodean.

Cuando se habla de salud mental muchas veces se estigmatiza a las personas que tienen un padecimiento, e incluso se desestima la importancia de atenderse con un especialista que sea capaz de mitigar los síntomas. Uno de los ejemplos es el del Trastorno Explosivo Intermitente.

Se trata de un trastorno en el que la persona tiene problemas para controlar sus impulsos, la persona que padece de esta condición suele ser alguien incapaz de controlar los brotes de ira, la agresión se vuelve impulsiva y el enojo se puede catalogar como “extremo”.

Al respecto, el portal especializado MedLine Plus indica que el TEI está presente hasta en un 4 a 6% de la población mundial a lo largo de su vida, esta condición llega a ser más frecuente en los hombres y comienza como un trauma de la infancia que se manifiesta en muchas ocasiones a partir de la adolescencia.

Que es el Trastorno Explosivo Intermitente y cuales son sus sintomas
Imagen ilustrativa @Pexels

De acuerdo con las investigaciones, el Trastorno Explosivo Intermitente tiene la característica a nivel hormonal y químico en el cerebro de presentar una disminución importante en los niveles de insulina y serotonina; los médicos demostraron que esto se puede deber a un menor metabolismo en la corteza prefrontal y una mayor actividad en la amígdala.

¿Cómo saber si padeces TEI?

Los médicos comparten que la persona que padece Trastorno Explosivo Intermitente tienen episodios repentinos de conductas agresivas, violentas, impuslova o arrebatos verbales que se llevan a un nivel exagerado de la violencia que puede dañar a la familia, pareja o el ámbito laboral.

Estos episodios llegan a durar hasta 30 minutos, ocurren de manera frecuente; los especialistas indican que estos pueden suceder dos a tres veces en un lapso de un mes y en ocasiones están separados por semanas o meses de no padecer un episodio de TEI.

Los principales signos son la ira, irritabilidad, aumento de energía, pensamientos acelerados, homigueo, temblores, palpitaciones, opresión en el pecho. Además, se manifiesta por medio de rabietas, diatribas, discusiones fuertes, gritos, empujones, peleas físicas, daños materiales o amenazas.

El entorno, la genética, diferencias en el funcionamiento cerebral, antecedentes de maltrato físico, trastornos de salud mental en la familia son algunos de los indicadores que pueden marcar que una personas es propensa al Trastorno Explosivo Intermitente.

También podría interesarte:



Back to top button