score
Vida y Estilo

Estudio revela que el home office prolongado puede afectar la salud mental y el bienestar

A pesar de la crisis sanitaria, el trabajo en casa no ha sido una opción para todos.

La pandemia de coronavirus hizo que se replantearan numerosa situaciones; una de ellas el home office o trabajo a distancia. Aunque en un primero momento un gran número de trabajadores se quedaron en casa, ahora los números han descendido.

Al respecto, recientemente se publicó un estudio en el que indicaron que esta forma de laborar puede poner en riesgo la salud de las personas que se encuentran aún en casa ante la pandemia coronavirus que ha acabado con la vidas de más de 2 millones y medio de personas, según la Universidad John Hoopkins.

El trabajo en casa, de acuerdo con un estudio de la Universidad Karl Franzens de Gras podría significar un constante riesgo para la salud de los que aún permanecen confinados para evitar la propagación de este contagioso virus que ha hecho estragos en todo el mundo.

Estudio revela que el home office prolongado puede afectar la salud mental y el bienestar
Imagen ilustrativa @Pexels

¿Cómo repercute el home office en la salud de los trabajadores?

De acuerdo con la información, el estrés en aumento así como la falta de derecho a la desconexión son dos de los factores que generan problemas importantes de salud en las personas que realizan home office y que tienen una jornada extendida.

La investigación publicada en el Journal of Medical Internet Research reveló que el trabajo en casa sí genera un efecto perjudicial en los trabajadores; además de que de forma inconsciente el liderazgo de los empleados disminuyó gradualmente.

“Esto significa que tener un lugar de trabajo que generalmente no cambia durante la semana y tener un líder que promueve la salud parece ser la mejor condición para el bienestar de los empleados“, escribió la doctora Anita Bregenzer.

Los factores de riesgo más importante que se encontraron fueron los relacionados con la falta de contacto cara a cara, falta de espacio o apoyo en plataformas digitales, productividad ineficiente en el campo de soporte técnico y mayores niveles de estrés.

Si bien es un beneficio del que un número reducido de trabajadores pudieron gozar durante el primer confinamiento, sin duda también resultó un alivio para miles que deben trasladarse en un transporte público deficiente, saturado y por más de una hora hasta los centros de trabajo.

Por otra parte, este beneficio de trabajar en casa promovió el descanso o salud mental ante la preocupación de salir a diario y llegar a casa con un probable contagio de COVID-19.

También podría interesarte:



Artículos Relacionados

Back to top button