Paso a paso: Así puedes elaborar tu propia faja reductora para perder peso

Esta prenda de compresión hecha en casa te ayudará a cumplir tus objetivos de medidas y pérdida de kilitos extra.

Una de las tendencias de belleza que no pasa de moda es la de las fajas, especialmente cuando se trata de una faja reductora que te ayudará a moldear las zonas complicadas o que no te resulta tan fácil trabajar mientras te ejercitas.

Como una especie de ayuda extra te brindamos algunas recomendaciones para hacer esta prenda de compresión en casa sin gastar demasiado, lo mejor es que verás resultados si eres una persona constante y disciplinada; recuerda que su uso solo es una especie de apoyo adicional a una sana alimentación.

Una faja reductora te ayudará a conseguir una cintura mucho más estrecha, además de que al hacer en casa podrás tener los mejores resultados pero sin desembolsar grandes cantidades de dinero, pues generalmente este tipo de ropa especializada es bastante costosa.


Fue la youtuber The Lady 7 quien compartió una alternativa para hacer esta prenda de compresión sin gastar mucho y con elementos que bien podrías tener en casa con anticipación, por lo que el costo se reduce mucho más de lo que esperabas.

Para hacerlo necesitarás dos rollos de goma eva, un rollo de papel plástico con adhesivo, tela al gusto, dos o tres cintas de velcro y cinta doble cara. Lo que gará será medir desde la terminación del busto o la zona intercostal donde acaba el brasier hasta 10 centímetros debajo del obligo.

Una vez que tienes esta medida, deberá quedarte algo así como poco más de 30 centímetros, el ancho de tu faja reductora lo obtendrás al colocar la cinta métrica a la altura de tu estómago y después medir la circunferencia total.

¿Cómo hacer tu prenda de compresión en casa?

Después de tomar las medidas debes marcar en el foamy o gama eva y cortar; pero antes podrías medirte sobre la cintura para no errar; recuerda que esta pieza debe quedar rígida sobre tu abdomen.

Después colocarás papel plástico sobre el foamy, debes adherirlo muy bien para que se mantenga con facilidad; coloca cinta doble cara en las orillas y parte media, procura cubrir gran parte de la faja reductora con este material.

Posteriormente, protege las esquinas que podrían lastimar tu piel. Para finalizar, vas a calcular el espacio para poner las cintas de velcro y adherir con cinta doble. Debes buscar una buena sujeción de la piez.

También podría interesarte:

Salir de la versión móvil