score
Vida y Estilo

Este podría ser el castigo de la corona británica ante las declaraciones de Meghan y Harry

En entrevista con Oprah Winfrey, Meghan Markle y Harry, ex duques de Sussex dieron a conocer algunas polémicas declaraciones.

Cuando el príncipe Harry y Meghan Markle contrajeron nupcias pocos les brindaron esperanzas sobre su matrimonio; algunos pensaron que la actriz solo fue “arribista e interesada”, otros que fue una forma desesperada del hijo de Diana de Gales para mostrar su característica rebeldía. Pero ahora, las declaraciones de los exduques de Sussex alarman a la corona británica.

La realeza se encuentra en un punto completamente comprometedor después de que la pareja dio a conocer que vivieron momentos “de terror” al formar parte de las reglas e imposiciones que la familia real tiene como parte de la preservación de su estirpe y linaje.

Ante las acusaciones de Meghan Markle al respecto de “la preocupación de la familia real por conocer el color de su hijo Archie”, la realeza británica están tomando medidas para evitar que se sigan dando a conocer los secretos o estatutos más “secretos” ya que la actriz reveló algunos detalles que dejaron como villanos a los integrantes de la corona.

Para salvaguardar su honor, los integrantes de la Casa Windsor están planeando una estrategia para castigar a la pareja que hace unos meses decidió que dejaría de lado las obligaciones, responsabilidades y señalamientos que implica el formar parte de la realeza.

¿Cómo podrían castigar desde la corona británica a Harry y Meghan?

Aunque la pareja renunció a sus títulos nobiliarios, de manera oficial las fuentes cercanas a la Reina Isabel II indican que es probable que se les solicite que devuelvan los títulos reales; principalmente porque rompieron uno de los acuerdos más importantes que pactaron.

Los duques de Sussex acordaron vivir como ciudadanos y abandonaron sus labores como miembros activos de la realeza, pero antes de dejar atrás sus ocupaciones tuvieron que ceñirse a las obligaciones previas que fueron adquiridas. Sin embargo, la entrevista que dieron a Oprah es una especie de “saltarse” lo establecido.

Presuntamente la reina de Inglaterra nos solo está molesta, también demasiado decepcionada de la forma en la que su nieto actuó -ya que hay que recordar que hasta antes del matrimonio con Meghan Markle, era percibido como el predilecto, incluso más que William-.

Ahora solo resta esperar a la decisión definitiva de la matriarca de la realeza para saber si también se les retirarán los títulos nobiliarios; puesto que ya en algún momento se les quitaron los patrocinios además de los títulos militares. Esta situación viene a poner en jaque a la realeza británica una vez más.

 

 

También podría interesarte:



Artículos Relacionados

Back to top button