Vida y Estilo

¿Ya conoces el “distrés”? Así es como afecta en tu día a día

Aunque el estrés puede ser positivo para muchas personas, otros reaccionan de manera negativa convirtiéndolo en distrés. Esto debes saber.

Cuando se habla de estrés, usualmente se sataniza la palabra y se considera como algo completamente negativo; en ocasiones no tiene por qué ocurrir esto. Sin embargo, cuando se presenta un fenómeno conocido como distrés, entonces es momento de preocuparse y tomar medidas al respecto de la salud.

Los expertos en salud mental aseguran que sentirse estresados o ansiosos no siempre tiene que ver con algo completamente malo e incluso a veces ayuda a las personas a cumplir con ciertos requerimientos o tareas que se deben llevar a cabo para ser considerados como funcionales.

Psicólogos y psiquiatras aseguran que el estrés y la ansiedad son una respuesta evolutiva mediante la cual es posible poner mayor atención cuando un peligro se acerca. Este mecanismo sirve para que el ser humano sobreviva a situaciones que pueden ser consideradas como de “alerta”.

Cuando la supervivencia se convierte en distrés, entonces en necesario recurrir a ayuda profesional; esto con la idea de evitar que esta búsqueda por sobrevivir no se convierta en un mecanismo que altere de forma permanente el comportamiento de los seres humanos y les genere una constante sensación de incertidumbre.

Diferencias en el estrés que podrían cambiar el rumbo de tus emociones

Los expertos consideran al eustrés como algo positivo, una respuesta biológica que permite al ser humano adaptarse y ser productivos; por medio de esta respuesta es más factible conseguir algunas metas propuestas e incluso es posible saber cómo reaccionar a ellas de forma más consciente.

Esta emoción ayuda a ser más productivo, la adrenalina que se libera es la responsable de que la gente se active y trabaje de forma correcta. Mejora el rendimiento y permite que la creatividad aflore, dependiendo de la necesidad que se tenga de ella.

El distrés es una situación que paraliza y hace que más allá de permitir que el humano se active, se paraliza y no permite que el rendimiento sea proporcional e incluso afecta en otras labores de rutina que las personas llevan a cabo.

Los especialistas catalogan esta fase como “desagradable” y en general va acompañado de un desorden fisiológico que se puede ver a través de la falta de equilibrio, somatizaciones, hiperactividad, falta de sueño o viceversa. Las formas de manifestarse pueden afectar la salud general.

Generalmente son factores externos como el trabajo, enfermedades, situaciones sociales, la familia, el clima, el alcohol, el tabaco, las frustraciones, etc. los potenciadores de que aparezca el distrés. Aunque suena bastante radical, es posible evitar que aparezca o minimizar su presencia.

Para evitarlo, solo debes procurar elegir responder de forma más relajada y equilibrada, evitando así los desbalances que hacen que la gente sea mucho menos eficaz. Por otra parte, cuando el estrés es paralizante, lo más recomendable es acudir con un experto para que trate el problema de raíz.

 

 

 

 

 

Con información de Vitónica

También podría interesarte:

No podemos tener una imagen de cómo es la vida de un militar debido a su opacidad: Ernesto López Portillo

Manifestantes toman caseta de cobro en la autopista México-Cuernavaca

Raúl Araiza se pasa de la raya con Andrea Legarreta y casi le roba un beso (VIDEO)

“Saquen el dinero, muchachos”: Galilea Montijo bromea con su pasado como bailarina en HOY

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button