Vida y Estilo

¿Problemas con tus relaciones? Así puedes mejorarlas según la psicología

La presión que se experimenta en diversos ámbitos hacen que las relaciones con amigos, familiares, colegas o compañeros se tornen problemáticas y hasta caóticas.

No es tu idea que en este punto de todo lo que acontece en el mundo cada vez haya más problemas para entablar conversaciones o incluso para llegar a acuerdo; si tus relaciones van de mal en peor, los expertos te dicen cómo solucionarlo.

Los psicólogos aseguran que en esta época muchos se sienten con un importante desajuste emocional, las restricciones de ver a amigos o familia alteran el bienestar, así como la falta de socialización afecta de forma importante.

La presión que se experimenta en diversos ámbitos hacen que las relaciones con amigos, familiares, colegas o compañeros se tornen problemáticas y hasta caóticas.

La polarización que se vive actualmente está aumentando de forma dramática y podría empeorar en las próximas semanas debido a las decisiones externas o a los conflictos políticos o sociales que se puedan presentar.

Si quieres evitar caer en provocaciones, debes tomar en cuenta algunos factores cruciales que harán tu vida mucho más tranquila.

Estas son las consideraciones que debes tomar para una vida más tranquila

Uno de los primeros factores que debes evitar es el “vértigo”, se refiere a un concepto que indica que un tema te puede consumir a nivel emocional, al grado de sentirte culpable de lo que sucede.

Esa sensación hace que las personas se sientan “en el centro del tornado”, por lo que no alcanzan a comprender qué es lo que sucede al exterior; lo que conflictúa aún más a la persona.

Para evitar este tipo de situaciones en tus relaciones, los expertos sugieren no permitir pasar hasta la faceta del caos, permitir el raciocinio y no obsesionarse con el tema en caso de que no se pueda llegar a un acuerdo. También es importante saber ceder en algunas batallas.

Los psicólogos sugieren que respires profundo, determines si puedes hacer algo para cambiar y en caso de no tener una forma de solucionarlo nombres lo que está pasando y no te dejes envolver por la problemática.

Una sugerencia más es ver las cosas desde un punto exterior, no sentirte parte de la problemática; “verte desde el balcón” con relación al problema ayudaría a que entiendas mucho mejor.

Para evitar el vértigo también podrías tomar una distancia importante e imaginarte en medio del problema pero desde la óptica del otro. ¿Por qué tomó esa decisión? ¿Qué es lo que hay detrás de su elección? Ser más empático podría ayudarte a entender mejor que no siempre se puede estar de acuerdo en todo.

¿De qué otra forma has logrado solucionar los conflictos?

 

 

 

 

Con información de Psychology Today

También podría interesarte:

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button