Vida y Estilo

Las medias rotas de casi 3 mil pesos y otras modas ridículas

Pareciera que algunos grandes creadores se burlan o se apropian de elementos que forman parte de la cultura o bien, recrean algunos accesorios de carácter común y los hacen pasar como "alta costura" o "alta moda", solo por el prestigio de la marca.

Cuando hablamos de moda no siempre se puede coincidir al respecto de lo que es tendencia y lo que no; pero si hay algo que las grandes casas de diseño han hecho es lanzar algunas modas ridículas.

Pareciera que algunos grandes creadores se burlan o se apropian de elementos que forman parte de la cultura o bien, recrean algunos accesorios de carácter común y los hacen pasar como “alta costura” o “alta moda”, solo por el prestigio de la marca.

Ejemplos hay muchos, y seguramente seguirán surgiendo, puesto que finalmente hay personas que sí compran estos productos; o bien, el hecho de que las casas de diseño lancen estas prendas o accesorios las coloca en el ojo del huracán, lo que al final les da “publicidad gratis”.

Ve corriendo a la bodega de las cosas viejas o esas prendas que ya ibas a tirar, porque bien podrían pasar por alguna creación de Gucci, Michael Kors, Bottega Veneta o cualquiera de estos creativos que impusieron algunas modas ridículas.

De lo feo a lo pésimo, algunos diseños que son toda una ofensa al estilo

La más reciente polémica en la que se vió envuelta la casa de modas Gucci fue el lanzamiento de unas medias para dama en tono oscuro, las cuales se caracterizan por estar completamente rotas. Sí, justo como esas prendas que decidiste tirar a la basura porque “ya no se ven bien”.

Su costo es de 160 euros, poco más de cuatro mil pesos para estar en tendencia con lo que indica la casa de modas italiana.

Otra de sus ocurrencias fue la de lanzar un overol de mezclilla que simula al de algún trabajador del campo o un obrero, y es que tenía unas manchas verdes para representar el tono que deja en las prendas el pasto cuando se hacen labores.

¿Su costo? Poco más de 30 mil pesos por una prenda que hasta parece un insulto.

Y cómo olvidar la bolsa de mandado que lanzó Zara hace unos meses, y que si bien encuentras modelos similares en las jarcierias por menos de 100 pesos, en la tienda de Inditex la vendían por 650 pesos.

Y regresando a Gucci con su polémica publicidad, no hay que olvidar la ocasión que lanzaron unos tenis blancos que en realidad eran color “tierra”, pues la idea era que este calzado luciera viejo, sucio y desgastado.

Para adquirir esta pieza que forma parte de las modas ridículas solo tendrías que desembolsar casi 16 mil pesos por tener unos zapatitos percudidos.

Tampoco podemos olvidar aquella ocasión en la que el diseñador estadounidense se voló el diseño de las “sudaderas de jerga”, esas con diseño muy mexicano que se compran en las ferias o en los mercaditos. En el 2019 esta pieza llegó a un precio de casi 20 mil pesos.

Tampoco hay que olvidar la ocasión en la que Bottega Veneta convenció a sus fans de adquirir un bolso de piel que parecía una de esas famosas bolsitas oscuras para recoger las heces de los perros. Este modelo puede ser tuyo por 42 mil pesos.

Pero qué tal la ocasión en la que Balenciaga lanzó un modelo casi idéntico a la bolsa de compras de IKEA. No cabe duda que a veces la moda puede consumir más que la cartera…

También podría interesarte:

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button