Vida y Estilo

¡Aléjate ya! Estudio asegura que la gente quejumbrosa afecta tu salud

La Universidad de Stanford reveló que las quejas constantes dañan el cerebro, debido a que afectan la función neuronal. 

Que te resulte completamente incómoda la gente quejumbrosa no es algo al azar, como dio a conocer un reciente estudio.

La Universidad de Stanford reveló que las quejas constantes dañan el cerebro, debido a que afectan la función neuronal.

“Las neuronas se despegan del hipocampo, esa parte encargada de resolver problemas y la función cognitiva”, compartieron los expertos sobre el efecto de la gente quejumbrosa. 

Debido a este hallazgo, la investigadora Jessica Hullinger decidió impulsar un análisis sobre el efecto de las quejas de forma individual y grupal.

 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Eric Scales (@ericscales13) el

Así es como las quejas afectan a un grupo laboral

Hullinger lanzó el estudio “Proyecto de Restricción de Quejas”, en el que buscó que un grupo de investigados dejaran de quejarse durante un mes.

Sin sollozos, gritos, lamentos, gemidos por dolor o esfuerzo, así como sollozos, la gente quejumbrosa debía dejar de serlo por al menos 30 días.

La investigadora encontró que cuando las persona muestran un estado de estrés o presión el cerebro libera hormonas que dañan las conexiones neurales.

Hollinger explicó que cuando hay una persona quejumbrosa en un sitio esa molestia se transmite al igual que ocurre cuando hay fumadores en una sala y hacen a los demás fumadores pasivos.

Así que ya lo sabes, ser menos quejoso te ayudará no solo a ti, también a tu equipo de trabajo.

 

 

También podría interesarte:

¿Guácala, qué rico? Influencer besa extraños frente a monumentos en el mundo por fama

Con información de Big Think

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close