Ofrenda de Día de Muertos: ¿Cuándo se pone, qué elementos lleva y cuál es su significado?

Aunque mucha gente suele poner su altar a partir del 31 de octubre, algunas tradiciones mexicanas marcan que este deberá comenzar a colocarse el  28 de octubre. 

Ya sea que quieras preservar la tradición o mejorar algunos aspectos, aquí te damos un par de recomendaciones para poner tu ofrenda de Día de Muertos.

Aunque mucha gente suele poner su altar a partir del 31 de octubre, algunas tradiciones mexicanas marcan que este deberá comenzar a colocarse el  28 de octubre.

La ofrenda de día de muertos se pone el 28 de octubre para las personas que fallecieron de manera violenta, del 30 al 31 se reciben a los pequeños que no fueron bautizados, mientras que el 1 es el Día de Todos Santos y el 2 de noviembre a los Fieles Difuntos.

Más allá de las velas y el aromático cempasúchil, hay ciertos elementos que deben formar parte de la ofrenda con la que podrás honrar la memoria de tus seres queridos.

Estos son los elementos que no pueden faltar en tu ofrenda

Dependiendo de la localidad, algunos suelen colocar un altar escalonado que comenzará en el piso y terminará con una imagen religiosa en el punto más alto de la ofrenda.

En el caso de las ofrendas tradicionales es necesario poner:

Agua que servirá para que los difuntos logren calmar su sed después del recorrido, y además puedan purificar su alma. La sal ayuda a que el alma de los difuntos no se corrompa, además representa el elemento más puro del ser y la vida.

Es importante iluminar con velas en los cuatro puntos cardinales para indicar el camino a las almas. En algunos lugares prenden una vela por difunto, para que estas les indiquen el lugar donde les esperan.

Un elemento que es tradicional desde la época prehispánica es el copal, que indica la alabanza; de igual forma se utiliza para mantener alejadas a las energías negativas.

Flores como el cempasúchil indican el camino con su olor y trazan la ruta a las ánimas; también se coloca la nube que representa la pureza y ternura.

Para recordar a los seres queridos

En tu ofrenda tampoco puede faltar un retrato del ser querido que ya no está más, para que este pueda reconocerse al visitar su antiguo hogar.  Colocar imágenes religiosas también tiene que ver con el “salvar” el alma de los que aún no encuentran el descanso eterno.

Los platillos preferidos de las personas que ya no están, así como el mole, café, chocolate, arroz, calabaza en tacha y otros tantos platillos tradicionales forman parte importante de esta tradición. El alcohol o la cerveza de su preferencia es importante para devolverle a los difuntos este pequeño placer.

Las representaciones de cruces, ya sea con cenizas o con una imagen religiosa ayudará al ánima a expiar sus culpas.

Y claro, no pueden faltar las calaveras de azúcar y chocolate que representan la muerte.

En el caso de los difuntos más pequeños es importante ponerles los juguetes de su preferencia, así como dulces y figurillas de barro.

 

 

 

 

También podría interesarte:

¡Así se verá! Por fin dieron a conocer el Altar de Altares en el Zócalo

Salir de la versión móvil