Vida y Estilo

Inhalar azúcar podría curar algunas enfermedades pulmonares

Los glóbulos blancos requieren glucosa para atender una infección pulmonar, aunque los científicos aún no recomiendan inhalar azúcar.

Científicos investigan la restricción e incluso la inhalación de azúcar para tratar enfermedades respiratorias, ya que algunos experimentos arrojaron los resultados de glóbulos blancos que requieren glucosa para combatir infecciones pulmonares.

La respuesta inmune contra algunas infecciones podría mejorarse por inhalación de soluciones de esa sustancia que endulza alimentos, según los resultados en estudios de laboratorio con ratones.

La investigación dirigida por biólogos de la Universidad de Manchester y en la que participan también expertos de la Universidad de Southampton, el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos y la empresa farmacéutica AstraZeneca, plantea que el bloqueo de los receptores de azúcar en el pulmón podría reducir las posibilidades de enfermedades crónicas como el asma, alergias e infecciones parasitarias.

Andrew MacDonald, científico de la Universidad de Manchester, explicó que la idea de modificar los niveles de glucosa en los pulmones podría ser determinante en el tratamiento de dichos padecimientos.

El estudio examinó glóbulos blancos (llamados macrófagos) que actúan como “aspiradoras” del sistema inmunológico al detectar y eliminar los organismos patógenos. Según sus observaciones, identificaron que esos glóbulos en los pulmones necesitan niveles correctos de una fuente de energía (la glucosa) para funcionar correctamente.

Los expertos comprobaron la relación entre macrófagos y glucosa en ratones mediante el uso de una proteína especial llamada interleucina 4, que generalmente se encuentra durante la inflamación causada por asma o infección parasitaria. De hecho, la inadecuada respuesta se asoció con la falla de las células para absorber o usar la glucosa.

El uso de azúcar controló la activación de macrófagos en los pulmones, por lo que los expertos explicaron a través de un comunicado que la siguiente etapa es analizar el impacto en los macrófagos del pulmón humano.

Los resultados hasta ahora son prometedores en el sentido de que se sabe que muchas células en el pulmón tienen receptores de glucosa, y es posible que la provisión de esta sustancia pueda aumentar la inflamación para ayudar a proteger contra algunas infecciones pulmonares.

Es razonable sugerir que la terapia de inhalación a corto plazo podría algún día funcionar como tal, pero exhortamos al público a no considerar la inhalación de azúcar o cualquier sustancia”, destacó MacDonald.

Con información de Notimex.

 

Te puede interesar:

¡Tómala, barbón! Hombres peludos tienen miembros pequeños: Estudio

Refrescos de cola provocan desde depresión hasta Alzheimer: UNAM

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button