Opinión

OPINIÓN

Santiago Nieto... ¿Fiscal General de la República?

Todo parece indicar que hasta en Palacio Nacional están molestos con el accionar y el tortuguismo de la FGR y su titular, Alejandro Gertz Manero.

Escrito en OPINIÓN el

El acto parece inocente: un like en Twitter a un comentario que podría parecer intrascendente. Lo cierto es que en las plataformas digitales todo tiene un mensaje, inclusive un acto que podría parecer fatuo. Un suspiro puede devenir tormenta.

Santiago Nieto le ha dado impulso a su imagen personal en redes sociales mediante señalamientos al gobierno de Tamaulipas, intercambios de acusaciones con Roberto Gil Zuarth, así como con imágenes n mítines de Morena y con el canciller y aspirante presidencial, Marcelo Ebrard.

El ex titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, de igual manera, se ha dedicado a promocionar y 'regalar' likes a publicaciones en las que se pide la salida de Alejandro Gertz Manero de la Fiscalía General de la República.

Razones no le faltan a Santiago Nieto: es bien sabido de su pleito personal con Gertz, con quien ha cruzado mutuos señalamientos de enriquecimiento ilícito. Y aunque inicialmente perdió la partida, al ser depuesto de la UIF tras su fastuosa boda en Guatemala, ahora la fortuna parece sonreírle,

Todo parece indicar que hasta en Palacio Nacional están molestos con el accionar y el tortuguismo de la FGR: no sólo no ha avanzado en los casos prioritarios del sexenio, el cual está a dos años de terminar, sino que además ha sido lento y como institución ha sido usada para venganzas personales de su titular que han pegado a la imagen del gobierno, como el caso Alejandra Cuevas.

Eso sin contar, claro, la información en contra de Gertz Manero que ha revelado el ex consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, quien ha denunciado chantajes y extorsiones por parte del mismo.

El fiscal ha colmado la paciencia del propio Ejecutivo federal.

La filtración del audio de Gertz Manero difundida ayer, en donde se le escucha negociando y reclamando amparos con Emilio Lozoya Thalmann, es un clavo más en el ataúd del prestigio y la confianza del fiscal.

No por nada, porque nada es gratuito en esta vida, un día antes de la filtración, el miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador confesó extrañar a Santiago Nieto, quien diario le llevaba a Palacio Nacional reportes sobre sus investigaciones.

Desde su salida de la UIF, el presidente se ha quedado sin material para exhibir la corrupción de los sexenios anteriores. Nieto le permitía dar golpes mediáticos en contra de la denominada mafia del poder.

Ahora sólo le queda la burocracia institucional de Pablo Gómez y el tortuguismo y desprestigio de Gertz Manero.

Y mientras tanto, crece el sueño de Santiago Nieto de ser el próximo fiscal de la república.