score
Opinión

Ojalá AMLO y Biden acuerden atacar el tráfico de armas

Eduardo Ruiz-Healy

Hasta el 30 de septiembre, la tasa de homicidios (homicidios por cada 100 000 habitantes) para todo el país era de 16.67, o sea que era 66.7% mayor de 10, la tasa que para la Organización Mundial de la Salud indica que en una zona geográfica determinada hay una epidemia de asesinatos.

En 18 de las 32 entidades federativas la tasa de homicidios es superior a 10 y en otras cinco no falta mucho para que se alcance ese número. Por sus bajas tasas solo pueden sentirse seguros los habitantes de Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Chiapas, Durango, Hidalgo, Querétaro, Tlaxcala y Yucatán.

En los 50 municipios más violentos del país, las tasas de homicidios alcanzan niveles escandalosos. Desde 61.7 en Ensenada, Baja California, hasta 218.5 en Tulum, Quintana Roo.

De los 50, 11 están en Guanajuato, 10 en Michoacán, seis en Zacatecas, cinco en Sonora, cinco en Chihuahua, cuatro en Baja California, tres en Morelos, dos en Colima, uno en Jalisco, uno en Quintana Roo, uno en Tamaulipas y uno en Veracruz.

De acuerdo con un reporte elaborado por el Centro Nacional de Información (CNI) del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), 68.7% de los homicidios se cometen con armas de fuego. El mismo reporte señala que en 1997 ese porcentaje era de apenas el 15%.

Y la mayoría de esas armas llegaron de Estados Unidos.

De acuerdo con el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos del Departamento de Justicia de Estados Unidos, “el 70% de las armas de fuego que se recuperaron en México entre 2014 y 2018 eran de origen estadounidense”.

Las autoridades de EEUU estiman que en los últimos 10 años más de 2.5 millones de armas salieron ilegalmente de ese país al nuestro.

Y ahora, debido a que los consumidores estadounidenses quieren comprar más pistolas, rifles y ametralladoras que nunca, es lógico suponer que cientos de miles de ellas terminarán en México.

Una encuesta realizada en octubre por Gallup, que se difundió ayer, muestra que el número de estadounidenses a favor de medidas de control de armas más estrictas cayó a su nivel más bajo desde 2014.

La encuesta se realizó justo cuando en EEUU ha aumentado el número de delitos violentos, incluido el asesinato, y después de que los estadounidenses compraran un número récord de armas en 2020.

Según Gallup, el 52% de los adultos estadounidenses están a favor de leyes más estrictas, debajo del 67% que así opinaba en 2018.

El porcentaje de los que apoyan la prohibición de la posesión de armas de fuego cayó a 19%, el porcentaje más bajo jamás registrado desde 1959, cuando alcanzó su máximo histórico de 60%.

El aumento en las ventas de armas en EEUU se tradujo en más violencia. En 2020 se cometieron 21 570 asesinatos en ese país, casi 30% más que en 2019, mientras que el número de delitos violentos aumentó 5.2%.

Más armas llegarán ilegalmente a nuestro país debido a que hay cada día más armas en venta en Estados Unidos. Y no solo se usarán para perpetrar asesinatos sino para todo tipo de delitos violentos, entre ellos el secuestro, el robo y el asalto.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunirá hoy en Washington con Joe Biden. Para salvar miles de vidas, ojalá platiquen del tráfico ilegal de armas y acuerden hacer algo al respecto.

 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com



Artículos Relacionados

Back to top button