score
Opinión

En la jornada uno se sigue gritando igual

Raúl Orvañanos

El torneo de futbol mexicano correspondiente al primer semestre del año futbolístico comenzó con muchas novedades; la primera, el nombre. En un esfuerzo que parece fútil y falto de contexto, las autoridades de la Federación y Liga mexicanas decidieron que nombrar Grita México, al torneo que normalmente se llamaría Apertura, incentivaría a la afición a dejar de gritar la expresión homofóbica y sumamente despectiva que se da cuando el partido no complace a los espectadores y cada que despeja el portero rival. El grito es vergonzoso, equiparable a los insultos racistas que sufren los jugadores no blancos en Europa, pero es de no creerse la distancia desde la que las autoridades del futbol mexicano se pretenden comunicar con el espectador que asiste a los estadios. El futbol es uno de los deportes más cercanos a la afición; el futbolista, a veces salido de la marginación, es un ídolo al que se puede identificar con los seguidores del equipo; es muy difícil que el aficionado tenga la misma empatía con los presidentes de la federación y liga que dieron un comunicado, más bien frío, sobre la intención en el nombre del torneo para evitar un castigo. La máxima autoridad del futbol mexicano tiene, en cada club, un potencial vocero que pueda dar un mensaje más directo para eliminar el grito ignominioso y discriminatorio que, en pleno siglo XXI, debería avergonzarnos.

Poco sirvió al mensaje de los presidentes federativos. En más de un estadio se escuchó a la ignorancia gritar, también el aburrimiento; la afición encontró una manera de reprochar los malos espectáculos. Querétaro y América no pudieron salvarse de dicho reclamo, se esperaba otro tipo de partido; pero es complicado para Altamirano, después de un semestre aceptable en el Guardianes 2021, su equipo fue casi desmantelado y vuelto a armar con nuevos elementos que tendrán que adaptarse recíprocamente con el club; de América se esperaba más, tuvieron una larga pretemporada para llegar a la primera fecha con cierto ritmo, no se notó, poca claridad e ideas de medio campo hacia adelante. En Tijuana, el equipo de Xolos tuvo una presentación complicada desde el papel; Tigres con su flamante Director Técnico parece un equipo realmente poderoso, también con ausencias por Juegos Olímpicos que una vez que regresen y Herrera pueda tener a su cuadro ideal, parece que complicará a cualquier rival. En ‘la perrera’ el público también hizo escuchar su descontento un par de veces, desafortunadamente.

Afortunadamente para Pumas y Atlas el partido se jugó a puerta cerrada; habrían tenido dos opciones: recibir toda clase de improperios por el infame partido ofrecido o, dormir a todo el estadio. Un solo local logró ganar en la primera fecha del Torneo Grita México; Pachuca pasó por encima de León y le solo le bastó el segundo tiempo, el primero fue bastante parejo, pero en el complemento, los Tuzos salieron con otra mentalidad y antes de que transcurrieran 15 minutos llegó el primer gol de Guzmán, que dio un gran partido. León tendrá mucho trabajo para adaptarse al nuevo sistema de juego del entrenador argentino Ariel Holan, que inició dirigiendo hockey femenil y dio un salto al futbol profesional para, antes de León, pasar por clubes de Argentina, Chile y Brasil. Toluca y Santos vencieron con contundencia en sus visitas a Juárez y Necaxa, respectivamente; la realidad ha cambiado para Tuca, el equipo de la frontera chihuahuense no cuenta con los planteles que podía armar en Tigres. A pesar de que en Aguascalientes pretendieron consolidar el proyecto de Memo Vázquez, su presentación dejó mucho qué desear.

San Luis y Mazatlán dieron las notas del fin de semana; los dos equipos ganaron como visitantes a dos de los equipos más populares de México. Chivas batalla con las ausencias porque algunos jugadores son seleccionados, pero sufre más con las desconcentraciones en la parte baja del equipo, no es responsabilidad únicamente del arquero, si a la defensa la atacan constantemente de manera efectiva, es muy difícil no equivocarse al menos una vez. El Estadio Azteca resultaba un gran escenario para la presentación del campeón; Cruz Azul no pudo descifrar al rival, ni anotarle gol. Así comenzó el torneo mexicano de futbol al que le faltan muchos jugadores seleccionados por sus países para Olimpiadas y Copa Oro, pero en el que se prefirió no posponer ningún encuentro de los equipos con más elementos convocados, aunque signifique una competencia dispareja, el show no debe parar más.



Artículos Relacionados

Back to top button