score
Opinión

Salcedo deberá investigar el origen de las fortunas de su antecesora y muchos más

Eduardo Ruiz-Healy

A través de un video de 11:17 minutos, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la remoción de quien hasta ayer era la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

En los primeros 2:05 minutos del video, AMLO dijo que decidió el cambio en la SFP porque “estamos entrando a una etapa nueva y vamos a llevar a cabo otras reformas (…) una reforma administrativa y profundizar más en el combate a la corrupción (…) y en seguir haciendo un gobierno austero…”.

Luego dijo que Roberto Salcedo, a quien calificó como “un hombre íntegro, honesto”, sustituye a Sandoval.

En seguida habló la funcionaria cesada, quien en 9:05 min presumió sus supuestos logros al frente de la SFP. Primero manipuló a su conveniencia datos del Índice Global de la Corrupción de Transparencia Internacional y después le dijo a su ahora exjefe que la mayoría de los empresarios de este país “son probos”. Por la cara que puso el presidente al escucharla, dejó claro que no estaba de acuerdo con ella porque para él la mayoría de los empresarios pertenecen a una clase media que, como lo dijo el 14 de junio pasado, es “muy individualista (…) le da la espalda al prójimo, es aspiracionista (…) quiere ser como los de arriba y encaramarse lo más que se pueda, sin escrúpulos morales de ninguna índole…”.

AMLO nunca dijo las verdaderas razones por las cuales cesó a Sandoval, pero desde hace tiempo se esperaba que lo hiciera. Sus días en el cargo estaban contados desde que hace un año se dio a conocer que ella y su marido, un junior estadounidense, poseen una fortuna valuada en 60 millones de pesos. Tampoco le ayudó que tratara de imponer a su hermano Amílcar como el candidato morenista a la gubernatura de Guerrero, yendo en contra del deseo presidencial de hacer candidato al “Toro” Salgado Macedonio.

Sandoval sabía lo que iba a ocurrirle, si no, ¿cómo explicar el texto que ayer publicó su marido en La Jornada, en el que anota que “Morena se encuentra hoy en un estado de total ilegalidad y ausencia de institucionalidad democrática. Ninguno de sus órganos internos funciona cabalmente de acuerdo con los estatutos del partido y no existe espacio alguno para la participación de la militancia en la toma de decisiones”?

Ojalá que tengan razón los que afirman que el despido de Sandoval significa que AMLO ha optado por privilegiar a los moderados de su partido sobre los extremistas como Sandoval y su esposo.

De Salcedo, hasta ayer, solo había escuchado buenas opiniones, tanto de morenistas como de panistas y priistas. Dedicó 40 de sus 77 años a la academia en la UNAM y en el Instituto Nacional de Administración Pública. Luego, entre 1988 y 2000, colaboró en los gobiernos priistas de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo. Después, de 2000 a 2018, fue el auditor especial de Desempeño en la Auditoría Superior de la Federación y, finalmente, en 2018 fue nombrado subsecretario de Fiscalización y Combate a la Corrupción en la SFP.

Si la lucha contra la corrupción de la 4T va en serio, como dice Andrés Manuel, Salcedo deberá investigar el origen de la fortuna de su antecesora y de otros prominentes cuatroteístas, entre ellos algunos parientes del presidente. Y, claro está, el de muchos ilustres militantes del PRI, PAN, PRD, PVEM, etc., etc., etc.

 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com



Artículos Relacionados

Back to top button