score
Opinión

¿Cómo quedaron AMLO y MORENA después de las elecciones?

Eduardo Ruiz-Healy

¿Qué tanta fuerza política perdieron o ganaron el presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido, MORENA, después de las elecciones del domingo pasado?

La respuesta a esta pregunta variará de acuerdo a la elección que se analice.

Los resultados que arroja la única elección federal, que se realizó el pasado fin de semana para elegir o reelegir a los diputados federales, muestran un debilitamiento de ambos debido a que MORENA y sus aliados PT y PVEM probablemente no tendrán en la próxima legislatura la mayoría calificada que durante la actual les ha permitido realizar cambios a la Constitución y desaparecer un organismo constitucional autónomo, el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE). Y anoto probablemente porque no es descabellado pensar que por medio de diversos métodos los morenistas logren convencer a media centena de priistas, panistas, perredistas o emecistas de abandonar sus respectivos partidos para unirse a MORENA. Entre estos métodos, nada democráticos ni éticos, por cierto, están la compra de conciencias mediante el reparto de altas sumas de dinero y algunos menos sutiles, como el chantaje o la extorsión.

MORENA y AMLO se vieron fortalecidos si consideramos que los candidatos de este partido ganaron 11 de las 15 gubernaturas que se disputaron. Al PRI le arrebataron ocho, que son las de Campeche, Colima, Guerrero, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas; al PAN dos, la de Baja California Sur y Nayarit; y al PRD la de Michoacán. En Baja California la candidata morenista mantuvo el gobierno para su partido.

Así, de tener solo seis gobernadores, que son los de Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Puebla, Tabasco y Veracruz, MORENA ahora tendrá 16 conforme vayan asumiendo sus cargos los recién electos.

A raíz de la elección dominical, el número de gobernadores panistas bajará de 10 a ocho y el de priistas de 12 a cuatro. MC aumentará de uno a dos (Jalisco y Nuevo León), el PVEM gobernará San Luis Potosí y el PES seguirá en Morelos.

El domingo se eligieron alcaldes en la CDMX y presidentes municipales en 29 estados; también congresos locales en 30 entidades. Es necesario analizar cada una de estas elecciones para determinar si MORENA se fortaleció o debilitó en cada uno de los 32 estados del país.

En la CDMX, por ejemplo, MORENA perdió las alcaldías de Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Coyoacán, Cuauhtémoc, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Tlalpan, y de gobernar 11 ahora solo gobernará siete, que son Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Milpa Alta, Tláhuac, Venustiano Carranza y Xochimilco. Por su parte, la coalición PAN-PRD-PRI lo hará en ocho y el PAN en una (Benito Juárez). Con base en estos resultados, MORENA sale perdiendo y con el partido también la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum.

Otro ejemplo es el del Estado de México, en donde MORENA perdió las muy importantes presidencias municipales de Atizapán, Cuautitlán, Cuautitlán Izcalli, Metepec, Naucalpan, Tlalnepantla y Toluca (capital del estado). A pesar de que mantuvo los gobiernos de Chalco, Ecatepec, Ixtapaluca, Texcoco y Valle de Chalco, el partido de AMLO quedó debilitado en el estado que elegirá nuevo gobernador en 2023.

Más sobre la elección de 2021 en futuras columnas.

 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com



Artículos Relacionados

Back to top button