score
Opinión

La extensión, una tentación en Palacio

Joaquín López-Dóriga

El conflicto poselectoral inició antes de las elecciones. Florestán

Uno de los que acuden a la mañanera con falso ropaje de periodista leyó ayer una pregunta filtrada en la que planteaba al presidente López Obrador que los ministros que votaran contra la extensión del mandato de Arturo Zaldívar como presidente de la Corte lo harían por corruptos, a lo que le respondió que sí.

—¡Imagínense! —exclamó. Si se hacen reformas y el encargado de conducir el proceso de transformación del Poder Judicial es un personaje (ministro) del partido conservador del antiguo régimen, caracterizado por el servilismo en favor de los grupos de intereses creados, sobre todo por el poder económico que nunca se preocupan por el pueblo y (están) a favor de la corrupción. ¿Pues para qué sirve que se lleve a cabo una reforma así? Pues es letra muerta.

Y de ahí se fue por uno de sus discursos favoritos: el de las instituciones y los hombres. Que sin Hidalgo no habría Independencia, sin Juárez Reforma y sin Madero democracia, para inferir que sin él tampoco habría 4T, lo que es cierto.

Pero ni Hidalgo ni Juárez ni Madero tuvieron plazo constitucional para consumarlas, y él sí, 30 de septiembre de 2024, lo que parece serle insuficiente, sobre todo a la luz de esta extensión a la presidencia de Zaldívar, ya que con exactamente los mismos argumentos con los que la ha defendido podría hacerlo con la suya.

Pero regreso. Es inaceptable que como presidente de la República, López Obrador afirme que los ministros que no voten por la ampliación del mandato de Zaldívar lo hagan por corruptos.

RETALES

1. PLAZO. El Tribunal Electoral debe desahogar hoy las candidaturas por Morena de Félix Salgado al gobierno de Guerrero y de Raúl Morón al de Michoacán. Y también la cancelación de la sobrerrepresentación legislativa, que López Obrador necesita para mantener su mayoría calificada en San Lázaro, y que sin ella la perdería. Lo de Salgado está resuelto: cancelarán su candidatura, la de Morón, también, él sí irá. Los tres asuntos tienen mayoría en esa primera sala, a lo que se opone su presidente, José Luis Vargas;

2. INDÍGENA. Finalmente Morena metió a Manuela, la prima y tocaya del presidente López Obrador, como candidata a diputada por Chiapas, pero por la vía de la ¡cuota de indígenas!, lo que es una farsa. La primera prima de la nación no tiene nada de indígena, es descendiente, como él, de un emigrante español de Santander. Pero se creen moralmente superiores;

3. FALSO. Es un engaño lo que dijo ayer el Presidente en el sentido de que este mes, el viernes, estarán inmunizados todos los adultos mayores. La realidad es que a apenas a un millón de los 15.1 millones de ellos se les ha aplicado la dosis completa, y al resto solo la primera. Y eso no es inmunización total. Pero desde su palacio las cosas se ven diferentes, dicen tener otros datos.​

  • Joaquín López-Dóriga
  • lopezdoriga@milenio.com
  • @lopezdoriga
  • lopezdoriga.com



Artículos Relacionados

Back to top button