score
Opinión

A dos jornadas del final, todos puden calificar

Raúl Orvañanos

Parece que despertó el campeón, con el triunfo conseguido en pasado lunes en su estadio frente a Bravos de Juárez, León sumó su quinto partido consecutivo con victoria, racha que o ha catapultado del penúltimo lugar de la tabla general directamente hasta el sexto lugar, solo dos puntos debajo de Santos y Monterrey. El cuadro del Bajío tuvo un inicio de temporada realmente preocupante; pasó mucho más tiempo del necesario para que la campeonitis disminuyera y tuvieron que sacar los ábacos para hacer las cuentas para que les alcanzara, por lo menos, a la repesca. Después de casi dos años de gran despliegue de futbol, algunos jugadores leoneses llegaron a su tope físico; de esos, algunos ya no son unos jovencitos por lo que las lesiones merman de manera importante al equipo. A León le costaron varias fechas para volver a recuperar un poco de su nivel, es posible que aún no hayan llegado al óptimo, al de los doce triunfos seguidos y más de cuarenta puntos, pero, de frente a la liguilla es un equipo del que hay que cuidarse.

En el que sería el partido más entretenido del fin de semana, el que estaba marcado a ser el más atractivo, en el que se jugaba algo más que la victoria; también el orgullo y el liderato, Cruz Azul y América dejaron mucho que desear. Los dos equipos se neutralizaron en la media cancha y no lograron crear una cantidad suficiente de llegadas a gol para ampliar el marcador. Aquel que esperaba un duelo espectacular, estaba viendo el partido equivocado. Los dos equipos líderes de la competencia no son los que practican el futbol más deslumbrante; las dos escuadras son prácticas y pragmáticas, no se arriesgan a recibir un gol en contra por ir a buscar la ventaja a como dé lugar. Sus ataques no son furtivos o explosivos; tienen mucha paciencia para tocar el balón hasta que el jugador más rápido de cada uno, Lainez y Cabecita, hacen algún movimiento al espacio para ser habitados con un pase filtrado. Es la gran diferencia con León, por ejemplo, el volumen de juego; mientras que el actual campeón puede llegar a atacar hasta con ocho jugadores, los equipos capitalinos le ceden la organización del ataque a su media cancha y dejan a la línea de cuatro o cinco defensas muy bien acomodados en la retaguardia para evitar sorpresas.

Hablando de sorpresas; Puebla es una muy agradable, hace muchos años que el equipo de la franja no figuraba en la parte más alta de la clasificación general, ahora se encuentra en un sólido, y merecido, tercer lugar. Si se trata de espectáculo los poblanos se han robado el show, de sus últimos cinco partidos jugados, cuatro los ha ganado por más de tres goles; es el club con más goles anotados en la competencia y se enfila a la entrada directa a liguilla. Dentro de la institución hay una especie de evolución, cada uno de sus jugadores está entregando el máximo y manteniendo la competitividad sin distraerse para después desinflarse. Los poblanos han competido durante todo el torneo con la misma intensidad y compromiso que ahora demuestran. Parecen decididos a no salir de los cuatro primeros lugares, lo están consiguiendo con un futbol muy solidario y goleador.

Del lugar cinco al doce de la general, sorprenden algunos clubes que están apenas alcanzando repesca; desde el mismo campeón León, pasando por Tigres, Toluca y Pumas, algunos invitados frecuentes a liguillas anteriores, otros, clubes de tradición y gran arrastre; no han tenido un buen Guard1anes 2021. De Chivas se esperaba mucho más, después de haber cerrado de manera decorosa el semestre pasado, para el presente torneo se les veía con la posibilidad de mejorar. No ha sido así; y aunque ganaron su último partido, el total de los puntos cosechados no les alcanza ni siquiera para el repechaje, de momento.

Al torneo le restan dos jornadas en las que pueden cambiar algunas cosas; a Cruz Azul y América nadie los mueve de esos lugares, entre ellos puede haber un intercambio de posiciones; León tiene asegurada, de menos, repesca; Tigres y Pumas no deben dejar ir ni un solo punto si pretenden jugar la extensión de la temporada; Chivas debe ganar los nueve puntos restantes a como dé lugar, tiene un partido pendiente con Monterrey que se jugará el miércoles. Matemáticamente los 18 equipo del torneo tienen posibilidad de seguir participando después de la fecha 17; si Necaxa golea en sus dos últimos encuentros y todos los equipos por encima de ellos, hasta el doce, pierden sus partidos; podría seguir con vida. Así nuestra liga.



Artículos Relacionados

Back to top button