Opinión

Semifinales a la vista

Escrito en OPINIÓN el

Al Torneo Grita México 2021 le restan dos instancias, seis partidos que incluyen las cuatro semifinales y los dos encuentros de final; en la antesala a esta, no teníamos presupuestados a por lo menos, uno de los cuatro equipos semifinalistas. La lógica se impuso, pero la excepción en la regla se presentó; de los cuatro conjuntos que terminaron en los lugares de honor, del primero al cuarto de la general que calificaron directamente a los cuartos sin pasar por repechaje; tres lograron superar sus compromisos, no de manera sencilla, contra sus rivales. A partir del segundo lugar y hasta el cuarto de la tabla dentro del torneo regular supieron aprovechar su ventaja de terminar el campeonato mejor posicionados para, con un empate, continuar a la siguiente ronda. Atlas y Tigres sacaron mano en la nueva disposición de las reglas para avanzar por su mejor lugar en la tabla; el equipo de Guadalajara fue de los más beneficiados a partir del cambio de reglas en la Liga mx, aunque salió deportivamente de la quema del descenso, los cambios en el sistema de competencia le quitaron un peso de encima al eliminar la presión de perder la categoría.

Unas semifinales ideales serían en las que los equipos colocados en los primeros cuatro puestos se cruzaran y, tal vez, el uno junto al dos alcanzara la final de ensueño; en esta ocasión alguien falló. El americanismo está en busca de culpables por la estruendosa eliminación del equipo que había terminado primer lugar en el torneo mexicano con una severa ventaja de puntos sobre sus seguidores; América llegó a 39 unidades, seis más que el segundo lugar y catorce sobre el rival de cuartos de final; el equipo había sido invencible en el Estadio Azteca por casi un año y, después de que en su primera liguilla Pachuca le hizo la novatada, se esperaba que Solari hubiese aprendido a cómo jugar liguillas. Por un momento así pareció; mantener los primeros quince o veinte minutos su puerta en cero como visita en C.U ya era una ganancia, a partir de ese supuesto tendría que haber liquidado al rival con variantes en el ataque, todo fueron balonazos frontales que resultaron complicados de controlar y retener para el único delantero en el esquema táctico. Las águilas pudieron salir con un parado similar al primero en el compromiso en casa, pero no fue así; en otro partido, de fase regular contra Toluca, Solari ya había intentado un parado táctico similar al del sábado pasado, una línea de cuatro en la defensa y otra en medio campo con dos delanteros, el equipo perdió con el mismo marcador 3-1.

Pumas jugó su mejor partido del torneo; repitiendo la velocidad y profundidad que dañaron al rival en repechaje, hicieron mella en el parado americanista. El medio campo fue fundamental con Lira y López ganaron la partida a los contenciones rivales en cada rebote y balón disputado, la presión profunda, la precisión, pero lo más destacable fue el tremendo partido que jugó Alan Mozo; dueño y señor de la banda derecha, sin nadie que le estorbara, ni Álvarez que cerraba hacia el centro, ni los jugadores rivales Laínez y Reyes que solo vieron el número del lateral universitario. Cuando parecía que el equipo caía víctima de sus propios errores, bajo el castigo un penal rigorista, se elevó al máximo el espíritu y la garra que caracteriza históricamente al conjunto del pedregal. Atlas, próximo rival de Pumas, contuvo a una de las carteras más poderosas del futbol mexicano; Monterrey se suma al cuadro de deshonor del presente torneo acompañando a Chivas, América y Cruz Azul, siempre se espera más de estos equipos. Los Rojinegros avanzaron gracias a las grandes actuaciones de Camilo Vargas y al nuevo criterio de desempate, así son las reglas ahora.

León y Tigres hicieron lo presupuestado, a los dos equipos les costó trabajo superar a su rival; Tigres, incluso, también se vio beneficiado por el nuevo reglamento y con un empate global eliminó a Santos que continúa luchando por llegar a la Final y ganarla, pero se queda siempre a escasos pasos. Herrera no se guardó nada para conseguir el gol del empate, casi sin contención llenó de delanteros y creativos la mitad de la cancha rival; después de conseguir la anotación regresó a un parado seguro. Tigres se convierte en el candidato más serio para llevarse el título, pero enfrentará León que ha dado destellos de un futbol brillante, un partido que se espera emocionante. El equipo del Bajío sufrió con el ímpetu poblano, pero en casa logró resolver la encrucijada para avanzar en la ronda hacia semifinales; donde están los que mejor jugaron su serie de cuartos, no hay duda.