score
Opinión

América hace cambios importantes. Herrera se va

Raúl Orvañanos

La relación laboral entre Miguel Herrera y el club América ha llegado a su fin después de tres años desde la segunda oportunidad que tuvo para dirigir al equipo con el que más se le identificaba deportivamente; en la primera ocasión que Herrera estuvo al mando de las Águilas logró imprimir espíritu al equipo con un futbol vistoso que mantuvo alegre a la afición y tranquila a la directiva después de obtener el título del Clausura 2013, para el Apertura del mismo año repitió en una final en la que buscaba el bicampeonato pero que perdió de manera casi escandalosa en el Estadio Azteca frente a León, que sí conseguiría la doble corona.

En éste segundo capítulo que recién concluye, el también ex entrenador de la Selección Mexicana, de alguna manera superó lo logrado la primera vez; además de ganar el Apertura 2018, otra vez frente a Cruz Azul, consiguió con el equipo una Copa Mx y el torneo Campeón de campeones en 2019. Las dos etapas suman alrededor de 11 torneos cortos dirigidos más las copas y tornes internacionales acumula una cifra arriba de los 25 torneos disputados en total por lo que los números se enfrían conforme el panorama se amplía. La deuda deportiva con la que Herrera deja al equipo es no haber conseguido un título de CONCACAF; los equipos de la MLS compiten cada vez más contra los de la liga doméstica y en instancias importantes, América perdió una final frente Atlanta y la última eliminación vino por parte de LAFC, incluidos dos goles de Calos Vela.

En equipos de la altura de América lo importante son las formas, la manera en la que fue exhibido por el equipo norteamericano rayó en lo vergonzoso; no solo en lo deportivo, se evidenciaron los frágiles hilos emocionales que apenas sostenían al conjunto después de un mal cierre de año en el torneo mexicano al haber sido eliminados por el máximo rival. La expulsión que Herrera regaló en el medio tiempo tras encarar y manotear a un auxiliar técnico del equipo angelino influyó negativamente en el ánimo de sus jugadores y directamente en la derrota en la semifinal de la Liga de Campeones de CONCACAF, la joya faltante en la corona dentro de las vitrinas Coapa. Desde lo más alto del nido se mandó un mensaje en el que agradecían lo otorgado por Miguel, pero que lo coloca a una distancia a la que no podrá alcanzar la grandeza del club. Fueron varios episodios dentro de las canchas en los que Herrera demostró comportamientos y reacciones que estuvieron fuera de los lineamientos internos; apenas hace un año grababa un video en el que se comprometía a estar al nivel de la institución.

América tiene una nueva visión para su futuro a mediano plazo que incluyó un recambio generacional y el desprendimiento de jugadores importantes, pero exportables; las lesiones también mermaron al equipo y algunos refuerzos no rindieron lo esperado. A Herrera le costó adaptarse; acostumbrado a manejar un equipo con figuras de peso muy específico, perdió líderes dentro de la cancha y desde el banquillo pretendió ser protagonista cuando el futbol americanista dejó de ser brillante. Razón por la que la que algún sector de la afición se mostraba su desencanto con su continuidad; la arrogancia que acompaña al club debe ser respaldada por el espectáculo, no solamente por los resultados.

La capacidad que Miguel Herrera ha demostrado como director técnico le aseguran un largo futuro ocupando banquillos de clubes que quieran formar equipos con voluntad ganadora, han

sonado varios nombres que podrían pretenderle dentro y fuera del país, incluso alguna selección extranjera. Su paso por la Selección Nacional dejó buena impresión en el desempeño deportivo, aunque también tuvo que dar un paso al costado por un episodio en el que tampoco consideró las consecuencias de sus acciones impulsadas por la posición en la que se encontraba. Su separación con América era inevitable, nada dura para siempre y menos en nuestro futbol, pero son las formas en las que se despide un hombre que le dio mucho al club y que se va dejando sentimientos encontrados en el americanismo.



Artículos Relacionados

Back to top button