Opinión

Cerrar la Basílica

Joaquín López-Dóriga

El abrazo es hoy la mayor ausencia.

Florestán

El 3 de noviembre, el rector de la Basílica, monseñor Salvador Martínez Ávila, me aseguró que ese templo mariano estaría cerrado 11 y 12 de diciembre para evitar las multitudes que la guadalupana convoca en esas fechas, que el año pasado llegaron a los 9.8 millones de personas, y que diócesis y párrocos harían labor local para evitar que la gente peregrinara como cada año desde el siglo XVI.

Pero de repente se informó que sí abriría y recibiría, con las medidas sanitarias necesarias, a los peregrinos para que por goteo ingresaran al pasillo móvil que está a los pies de la virgen. Esto en medio de la pandemia.

Y yo pregunto: ¿Cómo creen van a controlar ya no diga a millones cuando ni siquiera pudieron hacerlo con los 18 mil fieles de San Judas Tadeo que el pasado día 28, en su día, sitiaron San Hipólito, que tuvieron que abrir?
Pero alguien decidió y ayer, en un comunicado del gobierno de Ciudad de México y de la Arquidiócesis Primada, se anunció que la Basílica cerrará del 10 al 13, lo que me parece bien, aunque no hayan dimensionado la convocatoria ni la celebración ni lo que es la fe guadalupana.
Sus fieles peregrinarán de todos modos como cada año, porque no hay nada ni nadie en este mundo capaz de hacerles romper una manda, un agradecimiento, una petición, una tradición enraizada profundamente en la devoción guadalupana.
No veo cómo la puedan contener.
Lo que pasa es que aquí faltó previsión, organización, coordinación, conocimiento y lo dejaron llegar a dos semanas del problema.
Porque con solo cerrar la Basílica no contendrán, insisto, esas riadas de fe guadalupana.
Y por los contagios, me dijo la secretaria de Salud capitalina Olivia López Arellano, este será un asunto de vida o muerte.
RETALES
1. IGUALES. Mario Delgado viajó a Monterrey y mientras estaba en una reunión partidista, seguidores de unos y otros se enfrentaron a golpes y el priista Abel Guerra, marido de Clara Luz Flores, alcaldesa de Escobedo, él lo ha sido dos veces, y precandidata de Morena, decía que ella iba a ganar porque la gente iba a votar por él. Ella renunció al PRI en febrero;
2. AYUDA. Menos mal que Morena en Nuevo León cuenta con el apoyo de la oposición. El PAN a última hora se negó a ir aliado con el PRI e irá solo con el PRD, o sea solo, y Movimiento Ciudadano también, lo mismo que el PRI. Morena va con el Verde, PT y Nueva Alianza. Ya solo falta candidato; y
3. CANASTA. El gobierno de Veracruz está en modo Cuitláhuac. Su secretario de Desarrollo, Guillermo Fernández Sánchez, sostuvo ante diputados que una persona vive un mes con una canasta de mil pesos, si son dos personas viven quince días y 10 si son tres. Y yo le pregunto al secretario: ¿Ha probado usted vivir un mes con una canasta de mil pesos? Es el cuento, la demagogia.
Nos vemos mañana, pero en privado.
COLUMNA PUBLICADA ORIGINALMENTE EN MILENIO

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button