Opinión

Números que demuestran la inviabilidad económica de los 10 estados aliancistas

Eduardo Ruiz-Healy

Me referí ayer a cuál fue el producto interno bruto (PIB) en 2018 de los 10 estados cuyos gobernadores decidieron abandonar la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) y fundar la Alianza Federalista.

Anoté que el PIB para cada estado, en millones de pesos, fue el siguiente: Aguascalientes: 224 807; Chihuahua: 562 599; Coahuila: 609 051; Colima: 104 475; Durango: 202 547; Guanajuato: 712 902; Jalisco: 1 210 000; Michoacán: 424 378; Nuevo León: 1 350 000; y Tamaulipas: 507 781.

Y escribí que el PIB de los 10 juntos fue de 5.91 billones de pesos, que representaron el 33.4% del PIB nacional.

En 2018, el tipo de cambio promedio fue de 19.6512 pesos por un dólar, lo que significa que el PIB de los 10 estados aliancistas fue de aproximadamente 300 745 millones de dólares.

Me referí a estos datos porque los 10 gobernadores han dicho que podrían repudiar el pacto fiscal que los une con la Federación en caso de que ésta no les proporcione más recursos el año entrante.

Además, en sus declaraciones algunos de ellos dieron a entender que en una de esas, sus respectivas entidades podrían hasta abandonar el pacto federal para conformar uno o varios nuevos países.

Claramente, lo que buscan lograr los mandatarios es, como también lo señalé ayer, “tratar de forzar una renegociación del pacto fiscal y obtener más recursos federales para 2021. De paso, mostrar a AMLO y a MORENA como villanos que no apoyan a sus gobernados para así restarles probabilidades de triunfo a los candidatos morenistas en las elecciones del año entrante”.

El hecho de que afirmara que los estados “tampoco tendrían viabilidad económica si fueran independientes” molestó a más de uno de mis lectores que sintieron que mi opinión refleja que desprecio la capacidad de trabajo y el talento de quienes viven en ellos.

Nada está más lejos de la realidad. Mi opinión se basa en los números arriba anotados.

Imaginemos que cada estado determinara declararse independiente, lo cual en la práctica no podría hacer, a menos de que decidiera recurrir a la lucha armada.

Por las dimensiones de sus respectivas economías serían países insignificantes. A nivel mundial, la menor de ellas, que es la de Colima, sería la número 155 de 193 mientras que la mayor, que es la de Nuevo León, sería la número 72. Una federación de los 10 estados sería la economía número 39.

Y si consideramos el PIB per cápita, el más bajo, que es el de Michoacán, colocaría al estado en el lugar número 152 de entre 193 países; y el más alto, que es el de Nuevo León, lo ubicaría en la posición 122.

Ni solos ni unidos tendrían viabilidad económica porque las inversiones dejarían de llegar, las principales empresas se reubicarían en los estados que siguieran dentro de la Federación, los gobiernos no tendrán los recursos para adquirir las instalaciones de PEMEX, la CFE, la SEDENA y la Marina, entre otras muchas que pertenecen al gobierno federal.

En suma, el dejar de ser parte de los Estados Unidos Mexicanos representaría un desastre económico para los 10 estados y sus habitantes.

Es válido que los gobernantes locales peleen para obtener más recursos federales. Es inaceptable que sugieran, aunque veladamente, que sus estados podrían abandonar el pacto federal en caso de no lograr sus objetivos.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button