Opinión

Y de la oposición, nada, cero

Joaquín López-Dóriga

Me faltan tantas puertas por abrir, tantos espacios en los que

adentrarme

Florestán

 

Una y otra vez he señalado que parte de la fuerza del presidente López Obrador es la falta de oposición.

Y así ha sido a lo largo de estos 23 meses de gobierno, los cumple el domingo, donde no hay quien le diga que no.

Desde la cancelación del aeropuerto de Texcoco hasta la desaparición de fondos y fideicomisos, agréguele los temas que quiera, todo lo logra, ignorando algunas voces aisladas y sin peso.

Los partidos de oposición desaparecieron la noche del 1 de julio de 2018, López Obrador tiene mayoría sobrada en el Congreso y hasta calificada para reformas constitucionales en San Lázaro, de lo que carece en el último dique: el Senado.

Así que ni en los partidos ni en las Cámaras hay oposición.

En el sector privado tampoco, quitando la Coparmex. Los dirigentes de los organismos cúpula y varios empresarios de Forbes están entregados en sus brazos, muchos de los que acusó de formar parte de la mafia del poder y de traer a Enrique Peña Nieto como el payaso de las cachetadas a su servicio.

Los gobernadores panistas se agruparon en un frente, GOAN, ante la ausencia de partido y algunos de ellos, con otros no morenistas, abandonaron la Conago e integraron la Alianza Federalista en la que alinean 10, que son los que han construido el único bloque opositor a López Obrador, quien los ha desdeñado para respetar la investidura.

Y de la llamada sociedad organizada nada de contrapesos reales más allá de las redes.

Esta es la realidad cuando López Obrador cumple su primer tercio de gobierno y no sabe lo que es tener oposición.

Y así quiere seguir porque lo suyo, sostiene, es una transformación, no un sexenio.

RETALES

1. CAMPAÑAS. Desde que López Obrador creó la figura de los superdelegados, una especie de virreyes estatales, apunté que serían sus candidatos a gobernador. Me dijeron que no. Hoy ahí están los de Baja California y Baja California Sur, Colima, Tlaxcala y Guerrero haciendo campañas con recursos ocultos. Si no, ¿de dónde? Y eso que ya es un delito con prisión preventiva oficiosa, obligada, pues;

2. CASCAJO. Tiene razón Julián Andrade: Morena y el PT, que ya es decir, cuando afirma que levantaron el peor cascajo en Hidalgo. En Ixmiquilpan será presidente municipal Vicente Charrez cuyo hermano, Cipriano, está en la cárcel por homicidio; y en Tulancingo a Damián Sosa, hermano de Gerardo, que se encuentra en el penal federal de El Altiplano. Y luego se preguntan en Morena; y

3. ¿ROJO? No sé si en su momento, que espero no sea necesario, Claudia Sheinbaum se atreva a volver al semáforo rojo en Ciudad de México. El haber salido positiva de covid le debe dar otra dimensión. Pero las señales de la oficina de enfrente la tienen detenida en tercera base. Y mientras cruzando la calle o la realidad no se lo digan, no volverá el rojo.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

COLUMNA PUBLICADA ORIGINALMENTE EN MILENIO

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button