Opinión

A Morena no lo derrotó el PRI, lo derrotó Morena

Joaquín López-Dóriga

Confunden lo que han hecho con lo que son, culpa con vergüenza
Florestán
Siempre he sostenido que una cosa es un partido con Andrés Manuel López Obrador en la boleta y otro partido sin él. Así le ocurrió al PRD en las intermedias de 2009 y 2015, y así le sucedió este domingo a Morena en Coahuila, donde perdió los 16 distritos en juego, los ganaron los candidatos del PRI, y en Hidalgo, donde obtuvo seis de 84 alcaldías; los del PRI, 32.
Obvio que su primera reacción fue desconocer los resultados. Si el partido que fundó López Obrador no reconoce las derrotas internas, ¡cómo va a reconocer las externas!
El hecho es que este fracaso es consecuencia del desbarajuste que traen a partir de que López Obrador se desentendió del movimiento que lleva desde el verano de 2018 sin poder elegir un dirigente nacional ni renovar sus consejos estatales y distritales, donde hay consejeros que mantienen los cargos después de muertos.
Morena está como en el peor momento del PRD, y así lo ha dicho su fundador, quien el pasado día 3 declaró: En Morena hay poca dirección y un desbarajuste debido a que no han podido resolver la renovación de la dirigencia. Llevan los dirigentes de Morena como más de un año enfrascados en pleitos. Es mucho pueblo para tan pocos dirigentes.
Hay poca dirección, ojalá los dirigentes estén a la altura del pueblo. Si un partido no tiene principios ni ideales, es un mecanismo para que ambiciosos vulgares se encaramen en cargos públicos para su provecho, ya sea en lo político porque desean ostentar poder o por provecho económico.
Este resultado reforzará su estrategia de estar en la boleta en junio del año que viene con la consulta de los ex presidentes porque, de lo contrario, podría perder su indispensable mayoría en la Cámara de Diputados. Y un apunte más: el PRI no ganó el domingo, Morena derrotó a Morena.
RETALES
1. INCERTIDUMBRE. El director de Pemex, Octavio Romero, declaró refiriéndose a contratos con particulares: Dejamos de pagar multas. Contractualmente tienen derecho, pero moralmente no tienen ninguno. Legalmente a lo mejor hasta les asiste la ley, pero no la razón, ni la ética ni la moral. Y luego por qué se habla de incertidumbre;
2. OVIDIO. Desde el 25 de septiembre de 2019, la FGR judicializó y obtuvo una orden de aprehensión con fines de extradición contra Ovidio Guzmán López que, además, entregó a Interpol-México. Para detenerlo, es necesario el apoyo de todas las policías a nivel local e internacional. Guzmán López sigue libre tras el fallido operativo para detenerlo en Culiacán, 22 días después, el 17 de octubre; y
3. REBROTE. Es inevitable que México siga la curva europea de casos y muertes por coronavirus. José Luis Alomía reconoció anoche que en ocho estados ya se puede hablar de rebrote. Claudia Sheinbaum advirtió que ante ese riesgo el viernes anunciaría nuevas medidas restrictivas.
Nos vemos mañana, pero en privado
COLUMNA PUBLICADA ORIGINALMENTE EN MILENIO

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button