Opinión

De críticos a enemigos

Joaquín López-Dóriga

Toman decisiones con todas
las razones equivocadas, y por eso
Florestán
El presidente López Obrador hace sinónimo de críticos y adversarios, que luego eleva a enemigos.
El diccionario de la Real Academia de la Lengua dice: criticar: 1. Analizar pormenorizadamente algo y valorarlo según los criterios propios de la materia de que se trate. 2. Hablar mal de alguien o de algo o señalar un defecto o una tacha suyas. Lo critican por sus declaraciones, ejemplifica; y adversario: 1. Adverso. 2. Persona contraria o enemiga. 3. Conjunto de personas adversarias o enemigas.
Para él, no hay diferencia entre críticos y adversarios, son lo mismo: sus enemigos defensores de la corrupción del pasado.
Y eso no va a cambiar en este gobierno, al contrario, se va a ir endureciendo la ofensiva, lo que no me apura siempre y cuando no recurran a otros métodos de presión, de lo que no voy a entrar en detalles.
Dicho lo anterior, se vienen días más que difíciles, de reto, de enfrentar al poder con serenidad, información y entereza, de criticarlo cuando haya que hacerlo, de señalar errores, lo que les altera, y de dejar en claro que es falso que los que no están con el Presidente están contra él, lo que cierra el democrático espacio al derecho a estar en desacuerdo.
Y la forma de impedirlo es haciéndonos ese campo que cancela el espacio democrático para ejercer el derecho a disentir y así manifestarlo, aunque llegue el mañanero tribunal donde vuelan los descalificativos, empezando por el de enemigos, conservadores. Y si así va a ser, como ha sido y será, que lo deje en el verbo y no pase al uso del poder del Estado. Pero ese espacio para estar en desacuerdo no se puede cancelar, como quieren hacerlo.
RETALES
1. EJEMPLO. Esteban Moctezuma paró al presidente del Senado, el morenista Eduardo Ramírez, que durante su comparecencia le pidió que se quitara el cubrebocas para que lo entendieran mejor, a lo que el titular de la SEP le respondió que no, porque en el regreso a clases, cuando sea posible, el cubrebocas será obligatorio y él tiene que dar el ejemplo. No se lo ha quitado desde que inició la pandemia. ¡Ah! si así hubieran sido todos;
2. CIFRAS. Mientras tanto, México se acerca día a día a los 100 mil muertos, anoche iban 84 mil 898, y al millón de casos van 829 mil 396. Las cifras van a empeorar por el desconfinamiento, falta de respeto a las medidas sanitarias como el uso del cubrebocas y la influenza. No sé quién le dijo al Presidente, como él reconoció, que a estas alturas esto ya habría amainado y no. Al contrario; y
3. PROTESTAS. Ayer en Tabasco, donde hay más de 600 mil afectados por las inundaciones, se registraron 11 bloqueos en protesta por el abandono oficial. Este sábado irá el Presidente, ya que en la visita del fin de semana no los vio, solo atendió el Tren Maya, cuando les podría haber dedicado algún tiempo.
Nos vemos mañana, pero en privado
COLUMNA PUBLICADA ORIGINALMENTE EN MILENIO

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button