Opinión

Lozoya, primer acto

Joaquín López-Dóriga

Si los pecados fueran buenos, no serían pecado

Florestán

Alejandro Gertz Manero hizo pública ayer la denuncia de hechos de Emilio L respecto a su participación en el caso Odebrecht y otros, y a partir de este momento, dijo, la Fiscalía General de la República ha abierto la carpeta de investigación correspondiente y vamos a empezar a realizar todas las diligencias; en primer lugar, las ratificaciones, después la presencia de testigos, el análisis pericial de cada uno de los recibos y del video y, en caso de que sea procedente, a las personas que él imputa las llamaremos a declarar.

Y es que en esa denuncia Emilio L reveló una serie de sobornos por unos 500 millones de pesos para financiar con más de 100, de Odebrecht apuntó, la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto; con otros 120 que se pagaron a un diputado y a cinco senadores se compraron votos para la aprobación de las reformas estructurales, además de entregarles otros 84 millones y luego más de 200 para otra reforma estructural a través de un enlace del que da el nombre.

Y todos los sobornos, endosó Lozoya, fueron por órdenes de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, a los que citó por su nombre y dijo contar con cuatro testigos, recibos que ya entregó y un video.

Así, en cuatro minutos, el titular de la FGR desmenuzó el arreglo al que llegó Lozoya con el gobierno para evitar la cárcel y convertirse en testigo protegido, en lo que representa, de conformarse todo, el mayor escándalo de corrupción política denunciado al implicar directamente a un ex presidente de México.

Por supuesto que los casos Amigos de Fox y Pemexgate fueron por más dinero, pero nunca citaron a un ex titular del Ejecutivo y a su secretario de Hacienda. Eso hace la diferencia.

De este modo, el presidente López Obrador refuerza su discurso contra la corrupción, lo que le durará hasta las campañas del año que viene, aunque Gertz Manero insistió en que Lozoya compruebe sus imputaciones.

Pero mientras, sirve.

RETALES

1. REVIRE. El Presidente reaccionó a las acusaciones que le hizo Felipe Calderón y dijo que volvería a saludar a la mamá del Chapo Guzmán y que él dio la orden de liberar a Ovidio Guzmán. Pero que su respuesta debe ser al juez de Nueva York, que lleva el caso García Luna, y que si en los seis años de su gobierno no se enteró lo que hizo, entonces no tiene de qué preocuparse;

2. COVID. Ayer fue uno de los días más elevados en muertes por el coronavirus, 926 para llegar a 53 mil 929, y los contagios se mantuvieron en el promedio, 6 mil 686 para alcanzar 492 mil 522. Con estas cifras es imposible entender que hayan aplanado la curva;

3. CRIMEN. El asesinato, ayer en su casa de Toluca, del padre de Luis Miranda, diputado del PRI y el más cercano de Enrique Peña Nieto, debe ir más allá del intento de robo, que se informó, y no dejar dudas.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

Columna publicada originalmente en MILENIO

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button