Opinión

2020: annus horribilis para casi todos los mexicanos

Eduardo Ruiz-Healy

¿Qué tan real es la inseguridad en México? ¿Vivimos realmente inseguros o no tenemos de qué preocuparnos? ¿Será que ya nos acostumbramos a sentirnos inseguros después de tantos años de vivir en un país en donde tantos hemos sido víctimas de delincuentes que actúan con una casi absoluta impunidad?

Yo no me siento muy seguro. Es probable que me haya traumado después de ser la víctima de asaltantes que durante mi vida adulta me han robado tres automóviles, cuatro relojes, cinco celulares y dos carteras.

Tal vez acabé siendo víctima de unos malhechores porque fui descuidado y no tomé las medidas precautorias para evitar ser asaltado; tal vez por no ser republicanamente austero estaba manejando un auto caro, luciendo un reloj de marca o utilizando un celular de gama alta.

Pero, a finde cuentas, ¿por qué debería estarme cuidando de todo y de todos? ¿por qué no puedo satisfacer mis gustos si trabajo duro, gano lo que gano honestamente y pago mis impuestos esperando que a cambio mis gobernantes protejan mi vida y mis bienes?

El caso es que no estoy solo y que, al igual que yo, millones de mexicanos se sienten inseguros, tal como lo muestran los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) correspondiente al primer trimestre del año en curso que el INEGI difundió el 16 de abril pasado.

Dichos resultados se obtuvieron después de encuestar a personas mayores de 18 años en 25 500 viviendas ubicadas en 70 ciudades más las 16 alcaldías de la Ciudad de México, en total 86 localidades urbanas.

El sentimiento de inseguridad que agobia a los mexicanos se refleja en el hecho de que 73.4% de los encuestados dijo que, “en términos de delincuencia, vivir en su ciudad es inseguro”. Este porcentaje es ligeramente menor al 73.7% que se registró en diciembre de 2018, cuando empezó su gestión el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Más grave aún es que 78.6% de las mujeres se sienten inseguras en la ciudad en donde viven.

Han transcurrido 570 días desde que se iniciara la Era de la 4T y el número de mexicanos que se sienten inseguros en su ciudad es el mismo que se registró durante el último mes de la Era Neoliberal: 73 de cada 100.

En 50 las 86 localidades encuestadas por el INEGI el porcentaje rebasa el promedio nacional de 73.4%.

Debería ser aterrador vivir en algunas estas ciudades, pero la extraordinaria resiliencia de sus habitantes les permite llevar una vida que pudiéramos calificar como normal.

Más del 90% de las personas se sienten inseguras en siete localidades: Ecatepec, Uruapan , Coatzacoalcos, Fresnillo, Iztapalapa, Villahermosa y Chilpancingo. Cinco de estas ciudades son gobernadas por morenistas mientras que Chilpancingo y Uruapan por perredistas.

Entre 50.8 y el 89.6% de los adultos se sienten inseguros en 63 ciudades y entre el 31.8 y el 49.2% sienten los mismo en 14 localidades.

Solo en 2 de las 76 zonas urbanas la gente se siente menos insegura: San Pedro Garza García (24.0%) y Mérida (24.8%), que registran porcentajes que aún distan de ser ideales.

Por si el sentimiento de inseguridad no fuera suficiente, los mexicanos ahora enfrentamos dos cataclismos: la pandemia y el desplome económico.

2020, annus horribilis para casi todos los mexicanos.

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close