Opinión

La gira de AMLO, ¿pero qué necesidad…?

Columna del día de hoy de Joaquín López Dóriga

Les urge normalizar como sinónimo

de eficacia y liderazgo. Pero el pinche

virus neoliberal no coopera.

Florestán

Hace un mes, el Presidente anunció que la política de sana distancia y confinación se mantendría hasta el 30 de mayo, pasado mañana, cuando todavía no alcanzamos el pico de la pandemia y el número de muertos aumentó ayer a 8 mil 597 y los casos a 78 mil 23.

No obstante, estas cifras y la confirmación de que el pico se alcanzará en junio, López Obrador anunció ayer su intención de reanudar sus giras el martes, lo que para mí es una imprudencia, un riesgo innecesario y un mal ejemplo para quienes aún tendrán que permanecer aislados.

El recorrido iniciará el martes en Cancún y terminará el domingo en Veracruz; que va para dar el banderazo de arranque de obras en cuatro etapas del tren maya, como si no pudieran iniciar sin él, y terminará en el Coatzacoalcos. Que de ida viajará en avión y de regreso en coche. Y que las reuniones de seguridad y las mañaneras serán el miércoles en Mérida, el jueves en Campeche, el viernes en Villahermosa y el sábado en Coatzacoalcos.

Un viaje presidencial implica el movimiento, aunque él no le perciba, de cientos de personas entre el personal de su ayudantía, de apoyo, de giras, de logística, de su oficina de prensa, de producción de televisión, de reporteros y camarógrafos, de las policías estatales y municipales y del personal militar que con toda razón protege sus reuniones, recorridos y hoteles, más la gente que acuda a verlo, charros neoliberales los calificó ayer, lo que potencializa el peligro de contagios, de lo que él no está exento, al contrario, por ser, como yo, del grupo más vulnerable por le edad y la salud.

Pero él ya se quiere ir de gira el martes cuando, insisto, el semáforo seguirá en rojo, lo que obliga al confinamiento.

No sé cuál es la necesidad salirse de Palacio e irse de viaje, pero sí cuál es la imprudencia y el riesgo, impropio de un jefe de gobierno.

Ojalá López-Gatell le diga el lunes que no y el Presidente le haga caso.

RETALES

1. CIFRAS. Lo anterior a pesar de que ayer se registró la tercera fecha con mayor número de defunciones, 463, la anterior fue de 501, y la más alta en contagios, tres mil 463, superando la del martes, de tres mil 455, cifras que seguirán aumentando;

2. RESBALÓN. En la conferencia de prensa de salud en Palacio, al doctor Alomía se le fue una gráfica: No, esa no, la otra, dijo. Y quitaron la de letalidad en México comparado con el resto del mundo, donde nuestro país aparece en el séptimo lugar general con 11 por ciento de letalidad, y el país con la cifra más alta del continente americano, lo que el Presidente discutía por la mañana;

3. LUCES. También había asegurado que solo habría un semáforo nacional para las 32 entidades y ayer por la tarde la Secretaría de Gobernación anunció que habrá semáforos regionales mientras que algunos gobernadores aseguraron que solo respetarían los suyos. Les digo, el desmadre.

Nos vemos mañana, pero en privado 

lopezdoriga@milenio.com

@lopezdoriga

lopezdoriga.com

 

Columna publicada originalmente en MILENIO.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button