Opinión

Más gasolina al fuego que viene

Columna del día 19 de mayo de Joaquín López Dóriga

Yo no creo en exigir lo imposible, estoy por exigir lo posible, por imposible. 

Florestán

Tres anuncios vinieron a sacudir el confinamiento del fin de semana:

1. El anuncio de la visión presidencial sobre la nueva política económica que desplaza el crecimiento, PIB, para crear un Estado de Bienestar;

2. El decreto de Sener que limita la operación de nuevas centrales de energía para convertirse en una política de Estado; y

3. El planteamiento de Morena para que el Inegi tenga acceso a las propiedades de los ciudadanos y a sus registros de bienes, financieros, bancarios y bursátiles.

Sobre el primer punto, el Presidente ya había adelantado su proyecto de eliminar el PIB, como registro de crecimiento, y cambiarlo por la medida del bienestar, teniendo en claro, apunto, que puede darse crecimiento sin bienestar, como lo ha habido, pero no bienestar sin crecimiento.

En cuanto al decreto de la Sener, produjo una reacción de los 19 embajadores de la Unión Europea y Canadá, a los que se sumó el CCE, reclamando el cambio de reglas sobre la marcha y la incertidumbre jurídica y financiera que provocaba, lo que fue desdeñado por Rocío Nalhe, quien ayer me dijo que se trataba de la reafirmación del control estatal de la política de energía eléctrica con base en la Constitución.

Ayer, también, el Presidente acusó a empresarios, sin dar nombres, de conspirar contra Pemex y CFE, y advirtió que en lugar de amenazar con presentar demandas tendrían que presentar disculpas al pueblo de México.

Y sobre las nuevas funciones inquisitorias del Inegi contra la privacidad personal y fiscalización de sus bienes que planteó el presidente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, solo decir que fue el elemento perturbador que nada aporta para la certidumbre que el país necesita en la caída que anuncia ya la peor crisis de que haya registro.

Todo es echarle gasolina propia y nacional, por supuesto, al incendio económico mundial y ahuyentar el elemento esencial de cualquier proyecto transformador: la certidumbre.

RETALES

1. CAOS.- Morena se sigue desmoronando sin poder elegir un dirigente nacional; Ramírez Cuéllar es interino y amenaza con cancelar la compra de las instalaciones que hizo Yeidkol Polevnsky por caras e inútiles. No quieren ver que ahí viene el 2021;

2. ESPERANZA.- El gobernador Héctor Astudillo se negó a abrir 12 municipios de esperanza en Guerrero, identificados así por el gobierno federal para desconfinarse. Una cosa es la visión del altiplano y otra la realidad local. A eso se sumaron otros 21 gobernadores; y

3. CURVA.- Pues por más que nos digan que han domado la pandemia y aplanado la curva, ésta crece casi en vertical al sumar anoche 51 mil 633 casos, 26 mil 933 sospechosos de contagio y cinco mil 332 muertos. No entiendo ni la domada ni la aplanada, lo que no importa, lo realmente grave es el creciente escepticismo sobre las cifras oficiales.

Nos vemos mañana, pero en privado.

lopezdoriga@milenio.com

@lopezdoriga

lopezdoriga.com

 

Columna publicada originalmente en MILENIO.

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close