score
Opinión

Regreso a clases: no está escrito en piedra

EN PRIVADO - Opinión de Joaquín López-Dóriga.

Ellos tienen tus razones. Y por eso.

Florestán

Ayer tuve otra conversación con el doctor Hugo López-Gatell, quien para empezar me dijo que, efectivamente, adelantó el pico de infectados de covid-19 de junio que tenía, a un intervalo entre el 8 y el 10 de mayo, con base en el avance de los contagios y el promedio de una serie de proyecciones matemáticas que dan ese lapso, aunque algunas amplíen y otras lo disminuyan.

Me explicó que todo se reajustó a partir del número y velocidad de los contagios que produce la movilidad de la gente y el que no se queden en su casa.

Por la mañana había decretado la fase 3 de la pandemia, no obstante que ya operaban medidas correspondientes a esta etapa y solo faltaba formalizarla.

Luego entré al tema del anuncio que el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, había hecho por la mañana: las clases se inician el 1 de junio.

Le mencioné que me parecía un lapso muy corto entre el pico de la pandemia, 10 o 15 de mayo, y volver a clases solo 20 o 15 días después, lo que por la movilidad de millones de alumnos podría provocar una segunda y peor oleada de contagios. López-Gatell fue muy claro: no es una fecha escrita en piedra. No descartamos moverla y lo tenemos considerado, tenemos el respaldo del Presidente de la República y está consciente que esa fecha, 1 de junio, es una fecha referencial, pero si la evidencia sugiriera que no hay una disminución de casos como la que se predice, tendríamos que reconsiderarla. En ningún momento vamos a poner en riesgo a la población.

Al hablar de la letalidad, de las muertes, apuntó que, con base en estimaciones de otros países, muere más de 50 por ciento de las personas que llegan al hospital en estado grave, en estado crítico y tarde.

Hay, pues, proyecciones y estimaciones, sí, pero también está la realidad de un virus que desconocemos, para el que no hay cura y que llegó para quedarse.

Y por eso todo se lleva día a día.

RETALES

1. BAJAS. Hasta ahora se han infectado mil 934 elementos del frente sanitario, desde médicos hasta personal de intendencia, y enfermeras. De ese total han muerto 80 personas. Y todavía hay quienes los agreden;

2. MAÑANANERA. Esperaba más de la mañanera sobre la debacle petrolera. Todo se pospuso para mañana, cuando los secretarios de Hacienda y de Energía, y el director de Pemex, anuncien un plan. Quien presentó un programa extraordinario fue el Banco de México: recortó medio punto la tasa de interés y un plan de apoyo a la banca, que es a la economía, por 750 mil millones de pesos. No cabe duda, es un asunto de pros; y

3. VIOLENCIA. No hay modo. El domingo se tuvo el peor día en homicidios dolosos de 2020, con 105, y el lunes lo superó con 114, uno cada 12 minutos. Marzo, con 2 mil 585, resultó ser el mes más violento del sexenio. Se acabó la baja marginal de la que hablaban.

Nos vemos mañana, pero en privado.

 

lopezdoriga@milenio.com

@lopezdoriga

lopezdoriga.com

 

Columna originalmente publicada en Milenio



Artículos Relacionados

Back to top button