Opinión

Oportunidad y muerte de los partidos

Columna del día 17 de abril de Joaquín López Dóriga

Los cementerios se están llenando

de gente que debería estar viva. 

Florestán

Andrés Manuel López Obrador siempre ha sabido su peso en un proceso electoral. Cuando militó en el PRD y fue su candidato presidencial en 2006 y en 2012, uno era el partido, como se vio en la pobreza de las intermedias de 2009 y 2015, y otro cuando él encabezó las boletas en las presidenciales.

En Morena, que sigue en modo PRD, eso no ha cambiado: uno es Morena con él en la boleta, como en la elección de 2018 cuando arrasó con 53 por ciento del electorado, 30 millones de votos y otro sin él.

De acuerdo con El Financiero, Morena ha caído de un reconocimiento de 40 por ciento en diciembre de 2018, a un 18 por ciento, el mes pasado. Y eso es producto de la debacle y lucha por el poder al interior de un partido que permanece en movimiento, donde los intereses personales y grupales son los que dominan.

Hoy Morena es un lastre para el proyecto político del Presidente y no una plataforma. Sus actuales 18 puntos de reconocimiento lo colocan apenas por encima de las miserias del PAN, 10 por ciento, y del PRI, 8 por ciento; los demás partidos no figuran.

Este escenario debía ser una oportunidad de oro para su proyecto de trasformación, de contar con un partido competitivo y una oposición anulada.

Pero Morena está desmantelado, y los otros partidos son apenas cascarones, pavesas, diría Agustín Lara, incapaces de competir.

De ahí que López Obrador, sabedor del peso electoral que tiene, haya recuperado el proyecto de plantear en las elecciones intermedias su revocación de mandato, sabiendo que solo así podría mantener, no la Presidencia, con lo que no tiene problema alguno, sino la mayoría legislativa en San Lázaro, que es lo que está en riesgo.

RETALES 

1. REVOCACIÓN. El Diario Oficial de la Federación publicó el 6 de marzo, la reforma constitucional por la que la consulta de revocación de mandato presidencial se podrá convocar en una sola ocasión tres meses después de la conclusión del tercer año de mandato, que es lo que ahora quiere reformar el Presidente;

2. BORRÓN. El Consejo de Salubridad General ya eliminó de su página la Guía Bioética de Asignación de Recursos de Medicina Crítica de cara a lo peor de la epidemia de coronavirus, que hablaba del volado como método de selección entre la vida y la muerte, que ya eliminó; y

3. FECHAS. En la mañanera de ayer quedó claro que el gobierno está midiendo su nivel de eficiencia con el regreso a la normalidad tras la pandemia. El doctor Hugo López- Gatell cambió su estimado de pico de la crisis de junio a mayo, y empezar a descender el contagio el 25 de junio. Pero se estableció como fecha para el regreso a clases, el uno de junio, 25 días antes. El tiempo y la gravedad corregirá estas fechas.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com

@lopezdoriga

lopezdoriga.com

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close