Opinión

2022 en la mira…

Contraataque deportivo - Opinión de Rafael Ayala

El mundo del deporte no ha estado excepto a la pandemia por el COVID-19, tan es así que todas las ligas importantes en el planeta han detenido sus actividades desde hace ya un par de semanas. Todas, excepto la organización de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, han movido sus fechas de inicio o celebración.

Según el titular del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, los juegos de verano no son un partido de futbol de domingo que se pueda cambiar de fecha tan fácilmente. Además de que la fecha original de sus celebración, del 24 de julio al 9 de agosto, aún tenía probabilidades de cubrirse en tiempo y forma, pero más importante; significaría una esperanza para la humanidad en esta época tan complicada.

Bach señalaba, hasta hace un par de días, que las pérdidas económicas serían incalculables y que solamente la guerra había sido capaz de modificar el escenario olímpico a través de la historia. Sin embargo, se le olvidaba que lo más importante de la justa, sus atletas, no solamente no podían entrenar con normalidad sino que muchos de ellos ni siquiera han calificado.

Varios comités olímpicos nacionales han enviado su petición para aplazar los juegos, destacando las cartas enviadas por las federaciones de natación y atletismo de Estados Unidos, quienes señalaron que no participarían de seguir las fechas originales. En pocas palabras, una fiesta con pastel, pero sin invitados.

El COI ha señalado que tomará una decisión definitiva en las próximas 4 semanas, mientras evalúa diariamente el desarrollo de la crisis, su impacto en los Juegos y la posibilidad de aplazarlos. Y aunque suene ridícula, la fecha más real para moverlos sería en 2022, debido a que el Mundial de futbol se celebrará en diciembre y no se encimaría con nada, caso contrario al 2021 donde estaría emparejado con Campeonatos Mundiales de Atletismo y Natación, por citar algunos.

En el papel, la fecha limite son 4 semanas, 28 días para conocer el destino de Japón 2020, aunque la realidad, una vez más, seguramente nos dará un golpe de autoridad y una llamada de atención acabando con nuestros planes. ¿Será que el 2022 se convierta en el año deportivo más importante de la historia?

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close