Opinión

¿A cuántos infectará el COVID-19? ¿A cuántos matará?

Columna del día 18 de marzo de Eduardo Ruiz-Healy

Como lo escribí ayer en este espacio, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el domingo pasado lo siguiente: “…tengo mucha fe de que vamos a sacar a nuestro querido México, no nos van a hacer nada los infortunios, las pandemias, nada de eso”.

Tal vez en un momento dado pensó lo mismo el presidente chino, Xi Jinping, cuando en diciembre pasado se le informó que se habían presentado varios casos de una extraña pulmonía en la ciudad de Wuhan, un puerto con 11 millones de habitantes. Fue el 7 de enero cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) identificó al nuevo virus, al que llamó 2019-nCoV o COVID-19, perteneciente a la familia del coronavirus, que incluye los virus que causan el SARS y el resfriado común.

La manera inicial en que el gobierno chino manejó su crisis de salud ha sido ampliamente criticada en vista de que tardó más de un mes en actuar contra el brote epidémico que acabo siendo una pandemia que hasta ayer había enfermado a 198 252 personas en 165 países y matado a 7965 de ellas. Solo en China el número de casos era ayer de 80 881 con 3226 muertes.

Vaya que se equivocó Xi en su apreciación inicial.

Como se equivocó el presidente de España, Pedro Sánchez, que decidió decretar la emergencia nacional el 13 de marzo, cuando los casos superaban los 4000. Hasta anoche se registraban 11 826 enfermos en ese país y 533 fallecimientos por el COVID-19.

Aparentemente, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, al saber que el sistema de salud del país no cuenta con los recursos humanos, materiales y económicos suficientes para enfrentar la crisis, está apostando a que en México no se repita lo que en otros lugares del planeta.

Escuchar al subsecretario de Salud Hugo López-Gatell permite suponer lo anterior. Le ha explicado al público que estábamos en Fase Uno, ahora estamos en Fase Dos y aún no es necesario hacer pruebas para ver quién está infectado ni prohibir que la vida siga como siempre, al contrario de lo que se ha decretado en otros países.

Al ser cuestionado sobre el número de camas y respiradores que hay disponibles en caso de que el número de enfermos crezca descontroladamente, el funcionario no da cifras y se limita a decir que “estamos preparados”. Curiosamente, ni Alemania, ni Estados Unidos, ni ningún país desarrollado lo estaba, ¿pero el nuestro supuestamente sí?

Recordemos cómo se propagó el coronavirus en España a partir del 25 de febrero, cuando se reportaron nueve casos. Ese fue el día 1. Día 2: 13 casos; día 3: 25; día 4: 33; día 5: 58; día 6: 84; día 7: 120; día 8: 165 (1 muerto); día 9: 228 (2); día 10: 282 (3); día 11: 401 (8); día 12: 525 (10); día 13: 674 (17); día 14: 1231 (30); día 15: 1695 (36); día 16: 2277 (55); día 17: 3146 (86); día 18: 5232 (133); día 19: 6391 (196); día 20: 7988 (294); día 21: 9910 (339); día 22, que fue ayer: 11,409 (510).

En México se reportaron 11 casos el 11 de marzo y así han ido aumentando cada día: 12, 26, 41, 53, 82 y 93 ayer. Es similar el ritmo de crecimiento del número de enfermos en ambos países. Afortunadamente, hasta ahora nadie ha muerto en México a causa del coronavirus.

López-Gatell dijo ayer que la pandemia en México durará 12 semanas. Habrá que ver cuántos enfermarán y morirán en ese periodo.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

 

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button