Opinión

Francisco, el celibato ¿y el cisma?

EN PRIVADO - Opinión de Joaquín López-Dóriga.

La congruencia es algo que solo se mide hacia atrás.

Florestán

El tema del celibato sacerdotal ha ido tomando más presencia a partir de las denuncias de abuso sexual de algunos curas, lo que la sociedad atribuye, mayoritariamente, al celibato, aunque yo siempre he sostenido que el abuso de menores no viene de esa condición sino de la perversión de curas o no curas.

Quizá el caso más reciente en otro frente es el del actor Kevin Spacey, quien ante las denuncias de abuso de menores quiso argüir su homosexualidad, como si eso fuera un excluyente.

Lo mismo sucede con la Iglesia, que por siglos encubrió a los sacerdotes abusadores de menores con su silencio cómplice y el cambio de diócesis o internamiento en casas, por encima del crimen.

Me refiero a esto porque, sin compartir para nada, reitero, que el celibato sea una excluyente de responsabilidad de esta conducta delincuencial bajo las sotanas, mañana el papa Francisco tomará una decisión que va a marcar el futuro de la Iglesia católica y de su pontificado: si aprueba o no la ordenación de hombres casados ante la falta de sacerdotes en la Amazonia, donde durante días, en octubre pasado, presidió el Sínodo de Obispos Amazónicos y le pidieron la ordenación sacerdotal de hombres casados ante la escasez de sacerdotes que pasaban meses sin oficiar misa en esa amplia zona del mundo.

Este tema ha sido debatido por centurias en las que la Iglesia se ha opuesto a la ruptura de ese celibato, como uno de sus basamentos y a lo que se siguen oponiendo sus bases duras, incluido su antecesor vivo, Benedicto XVI, quien el 12 de junio publicara un pasaje del libro Desde el fondo de nuestros corazones, en el que se rechaza cualquier grieta al celibato.

Mañana, el papa Francisco dará a conocer su postura en la que, si cede a las presiones conservadores, dejará todo igual. Pero si toma una decisión sobre el celibato, habrá marcado, reitero, su pontificado y el futuro de la Iglesia y, para algunos conservadores, habrá dado un paso a un nuevo cisma, el primero del nuevo milenio.

RETALES

1. TOUR. La alcalde morenista de Acapulco, Adela Román, está en Dubái, sí, en Dubái, que nunca pensó conocer y menos con viáticos. Viajó en business de Emirates para asistir, se dijo, a una reunión para que financien sin costo las obras de agua potable del puerto, lo que debe tener muy preocupados a los Emiratos Árabes. Todo sea por conocer;

2. BOSTON. Aurelio Nuño, con su familia, se instaló hace dos meses en Boston, donde el ex titular de la SEP dará una serie de cursos en la universidad de Harvard, al menos durante un año; y

3. VOLADA. Es falso que Daniel Servitje, Bimbo, haya querido asumir un liderazgo opositor al gobierno del presidente López Obrador. Como se dijo el viernes. Ese espacio sigue vacante en todos los frentes, empezando por los ausentes partidos políticos y él está en lo suyo. Bimbo.

Nos vemos mañana, pero en privado.

 

lopezdoriga@milenio.com

@lopezdoriga

lopezdoriga.com 

 

Columna originalmente publicada en Milenio

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close