score
Opinión

¿La ‘garra universitaria’ ha vuelto con ‘ Míchel’?

Cuando cualquier equipo contrata a profesionales que triunfaron en alguno de los aspectos de su carrera, se espera que puedan repetir las formas y fórmulas de aquel lugar en el que se encumbró.

Han pasado seis meses desde la llegada de Miguel González ‘Míchel’ al banquillo de los Pumas de la UNAM y en su primer torneo no se notó mucho la mano del técnico español. Cuando cualquier equipo contrata a profesionales que triunfaron en alguno de los aspectos de su carrera, se espera que puedan repetir las formas y fórmulas de aquel lugar en el que se encumbró. ‘Míchel’ triunfó ni más ni menos que en el Real Madrid, aquel equipo vestido de merengue y liderados por un ‘Buitre’; su experiencia como entrenador comenzó con un Rayo Vallecano hundido en la Segunda B de la liga española, pasó por Castilla y la filial del ‘Real’, Sevilla, Olympiacos de Grecia y Olympique de Marsella en Francia; fue en Getafe, 2009, donde tuvo sus mayores logros al conseguir el mejor lugar de la historia del club en la clasificación española que le otorgó un lugar en UEFA League. Su llegada a Pumas levanto expectativas por ser un técnico con antecedentes importantes, pero el club se encontraba atorado en una generación que no respondió.

En los últimos años, Pumas perdió el ímpetu y determinación que le caracterizaba, ‘la garra’, se volvió un equipo sin identidad al que trataron de poner a competir económicamente con los equipos de carteras poderosas, lo que terminó por exponerlo a una situación crítica en las finanzas que se vio reflejado desde el semillero, hasta la inestabilidad del primer equipo, desde el último campeonato en 2011 han pasado diez directores técnicos sin los resultados que se esperan de un equipo de los llamados grandes. Se olvidaron de la determinación con la que hacían de Ciudad Universitaria una aduana difícil de superar. Frente a Monterrey hicieron valer la ventaja de jugar de local; a las 12 del día es un entorno muy exigente para los equipos que visitan el Estadio Olímpico, la altura, el sol y las condiciones ambientales extremas de la Ciudad de México son un desafío para los deportistas más para los que no están acostumbrados por practicar su deporte en algún otro estado de la República. Los universitarios hicieron sentir más pesadas estas condiciones al hacer una presión alta y mantener el ritmo de partido con mucha dinámica para agotar a su rival.

Hoy el equipo se encuentra en el primer lugar de la tabla, después de terminar relaciones laborales con varios jugadores canteranos a los que se le apostó y después de algunas contrataciones que generaron dudas; se nota la mano, no solo del técnico español, también la de Jesús Ramírez que desde la dirección deportiva del club pretende volver a la vida a una de las canteras más importantes del futbol mexicano. Pumas se renovó por completo; terminó el ciclo de una generación y al mismo tiempo hubo cambio en la presidencia del patronato; el equipo no iba a soportar el recambio generacional únicamente con la cantera, por lo que se vieron en la necesidad de contratar, lo hicieron con jugadores de bajo perfil, pero mucho potencial para jugar futbol. El inicio de torneo resultó para Pumas casi como lo planeado, sin derrota, pero con bastantes goles en contra que los tienen como una de las cinco defensas más goleadas del torneo.

Miguel González ‘Míchel’ parece haber entendido a la perfección la esencia de un equipo como Pumas, la mítica y también la realidad. En Pumas se tienen que jugar la competencia con lo que tienen, pero, lo que tiene, debe dar su máximo esfuerzo y aporte para competir contra equipos con más ceros en la nómina; y con eso, con la máxima expresión futbolística de todos sus elementos, puede salir campeón. Lo primero es formar un grupo que tenga confianza y que pueda trabajar, desde el inicio, en la tranquilidad de la cima de la tabla general. Aún es muy pronto en el torneo, la competencia de la liga es sumamente volátil por lo que mantenerse en el primer lugar durante todo el semestre es complicado, sin embargo, estos Pumas empezaron bien el camino, recordando su mística y comportándose como un equipo en el que todos se sacrifican para permanecer con la posesión del balón y mantener al rival en un ritmo sofocante. Parece que recuperaron el orden atrás al no recibir gol a pesar de que Monterrey terminó con Janssen y Funes Mori en el terreno de juego, pero sobre todo da la impresión de que han asimilado el discurso y la idea del técnico español que empieza a regresarle la forma a un equipo que es importante en la liga mexicana.



Artículos Relacionados

Back to top button