Opinión

Una final para México y otra no

CONTRAATAQUE POR ÓSCAR FRANCISCO CANO

Una si, y otra no, ese fue el saldo en las finales que las selecciones mexicanas disputaron este fin de semana. Alegría por la calificación del equipo nacional al torneo olímpico de beisbol del próximo año en Tokio, y tristeza ante la caída en la final del mundial sub 17 de varones frente a Brasil. Pero si se trata de escoger, sin duda fue lo mejor.

Nunca antes una escuadra mexicana ha participado en beisbol de Juegos Olímpicos. Por eso se formó una comisión especial para mediar los intereses y armar el mejor equipo posible.  Pocas posibilidades se le otorgaba a la novena mexicana de lograr el objetivo. Sorprendentemente ganó su grupo en la fase clasificatoria jugando de local en Guadalajara, incluida una primer victoria ante  Estados Unidos, lo que le dio el pase a la ronda final que se jugó precisamente en Tokio.

Tras sumar dos victorias ante China Taipei y Australia, el pase estaba al alcance de la mano, pero llegaron derrotas ante el poderío de Japón y Corea. El destino disponía de un nuevo choque ante Estados Unidos, propiamente no era la final del Torneo Premier 12, pero como si lo fuera, ante lo relevante de la situación, el ganador tendría el pasaporte olímpico garantizado.

México llegó a la novena entrada perdiendo por una carrera, pero un jonrón del primer bateador puso las cosas parejas, mandando el duelo a entradas extra. La defensiva mexicana colgó el cero en la parte alta de la décima entrada, fabricando la ansiada carrera de la diferencia en su turno.

México se une a Japón , como país sede,  además de Corea  e Israel, como los equipos con lugar asegurado en Tokio 2020, solo restan tres sitios disponibles. Ojalá siga el apoyo, y no todo quede en una calificación, y se pueda pelear por una medalla.

Pasando al futbol, la selección  no pudo dar otra sorpresa y cayó ante el local Brasil en la final del mundial de futbol sub 17. Hay que decirlo claro, el equipo local fue mejor, creó las oportunidades más importantes, pero el cuadro mexicano supo soportar el agobio, emparejar las circunstancias, y hasta irse arriba en el marcador. A falta de cinco minutos vino un penal sumamente rigorista. Y podemos enojarnos ante una inminente injusticia, pero habrá que recordar que en el entorno de Concacaf, México goza de los mismos favores. La tragedia se completó con el segundo gol brasileño sobre  el tiempo de reposición.

Aún con las lágrimas en el rostro de los mexicanos, y aunque alguien me tache de conformista, quizá la derrota fue lo mejor. Es cierto que varios de estos jóvenes pudieron haber vivido el día de sus vidas, pero habrán otros que luchen por mayores éxitos en carreras más longevas, y son ellos a los que les pesaría la etiqueta de campeón, como ya hemos visto con generaciones previas.

Es mejor dejar que sigan con sus carreras sin presiones extra. Si la Federación Mexicana de Futbol quiere que estas selecciones sean inversión y no gasto, que se decida de una vez a impedir la llegada masiva de jugadores extranjeros, y les otorgue mas y mejores oportunidades a estos chicos, talento y personalidad han enseñado, necesitan tiempo y verdaderos espacios para consolidarse.

Oscar Francisco Cano

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close