Opinión

Veracruz y violencia en San Luis, arruinan la imagen de la Liga MX

Contraataque por Oscar Cano

No, no nos confundamos, los villanos de este fin de semana no son los Tigres, aunque la sentencia mundial,literalmente, los haya encontrado culpables de traición.

Los verdaderos responsables de la tragedia de los Tiburones de Veracruz, no son otros mas que Fidel Kuri, dueño de la franquicia, y el resto de propietarios que no quisieron identificar que uno de sus eslabones, en la cadena que conforma la Liga MX, se había roto hace un año, lo que les acarrearía serias complicaciones, que hoy explotan sin control.

El dejar de jugar uno, dos o tres minutos en el arranque de los partidos,no era suficiente para demostrar con contundencia, que realmente hay unión entre los futbolistas que actúan en México.

Cuando estas líneas sean leídas, el experimentado entrenador de Tigres, Ricardo Ferreti, ya habrá dado su tradicional conferencia de los lunes, y explicará porque solo secundaron por un minuto la protesta veracruzana.

Una verdadera unión de los jugadores hubiera logrado ponerse de acuerdo entre todos, para detener la actividad en seco, no jugar la fecha catorce. Es cierto, era una acción fuerte con múltiples consecuencias. Hace dos dos años lo hicieron los árbitros, y por una u otra razón, los cabecillas de aquel movimiento ya no están en el gremio.

Pero no necesariamente formar una unión de jugadores es crear un grupo de choque, no, puede ser un conglomerado que sirva para beneficiarse en situaciones de apremio como la que atraviesan los jugadores del club Veracruz. Para ello requerirían una gran transparencia en aportaciones, y en caso de falta de ingresos por falta de pago de parte de algún equipo, poder subsanarlos a la brevedad, para luego exigir que el equipo se haga cargo bajo pena de fuertes mediadas deportivas, ojo, así lo dictamina el actual reglamento de competencia.

Me consta que la Liga hace verdaderos esfuerzos para intentar trascender, primero en el mercado interno, que sigue siendo su fuente principal de audiencia y por ende de ingresos, pero también busca expandirse más allá de sus fronteras sin poder conseguirlo.

Irónicamente este fin de semana lo han logrado, pero con una imagen dañada, y ya ni hablar de los hechos violentos en San Luis , que impidieron la conclusión del juego entre potosinos y queretanos.  El futbol en México se aleja del ambiente familiar, y es secuestrado por individuos incapaces de canalizar sus frustraciones, y autoridades inoperantes que no saben neutralizarlos.

No ha sido la semana de la Liga, tendrán que trabajar mucho para recuperar el enorme terreno que se ha perdido en los últimos días.

Oscar F. Cano

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button