score
Opinión

1 de septiembre

Mario Ávila Roque

Este domingo primero de septiembre es, como lo marca la Constitución, la fecha del informe de gobierno.

Lo dije en este espacio en tiempos de Felipe Calderón y de Enrique Peña; me parece que el presidente debe de acudir a la Cámara de Diputados para rendir, ante el Congreso, el informe de labores.

Debe de existir la civilidad y altura política para que eso suceda en nuestro país.

El antecedente para que se cancelara se dio, primero, con los excesos del PRI, como el mal llamado “día del presidente” y, posteriormente, por el conflicto electoral del 2006.

Considero que, en estos tiempos, existen condiciones para que el Presidente López Obrador, pueda devolver al Congreso, lo que es del Congreso; la rendición de cuentas ante los representantes del pueblo, los diputados y los de las entidades, los senadores.

Espero que esto sea revalorado y el informe regrese a San Lázaro en esta administración.



Artículos Relacionados

Back to top button