score
Opinión

Vidrios rotos y ángeles manchados

René Franco

* Para hacer un cambio, primero hay que entender que el enemigo es una cultura. Izquierda cultural en el poder: les toca responder. *

El problema de la violencia de género en México no es del periodo neoliberal, o del periodo estatizador o de la Revolución o del Porfiriato.

Es una herencia cultural trágica que ningún gobierno mexicano ha tenido la voluntad de atajar. La violencia contra las mujeres crece en número y se pervierte en asesinatos, vejaciones, violaciones, mutilaciones, secuestros y trata de personas.

Pero no es de hoy. Es simplemente que nadie ha hecho de ese problema una prioridad nacional. Por eso en las protestas de este fin de semana no hubo más destinatario que el sistema mismo. Este sí es uno de esos casos en los que rayar monumentos y romper vidrios es también una forma de gritar: “nos están matando.”

Una queja contra el sistema, contra el gobierno en turno, al que le toque.

Como el problema también es cultural -una tradición maligna que desde hace décadas se ha transformado en el Demonio que debimos evitar- turno directamente el asunto a los que durante años buscaron el poder y hoy lo ejercen o son sus voceros. Menciono algunos que tocan en mi fuente: El Fisgón, Paco Ignacio Taibo II, Jenaro Villamil, Alejandra Frausto. Y también sus correligionarios, como Antonio Helguera, Elena Poniatowska y otros.

Ustedes, desde la izquierda, han insistido en señalar durante años, con puño y prensa de acero, la importancia de la violencia contra las mujeres. Hoy es la gran oportunidad que han pedido y promovido durante años, para demostrar cómo se gobierna, se apoya y se resuelve.

Villamil: tienes en tus manos un sistema de radiodifusión, hay que abrir esta conversación. Taibo, tienes un Fondo de Cultura; es hora de crear los simposios y las reuniones de expertos sobre el tema. Elena, deja de ser parte del circo mediático y haz propuestas serias. Tony, presiona a la autoridad sobre este tema, ese es el papel del caricaturista.

A los vándalos. Bu. A la mierda. O a los separos. No le sirven a ningún bando u opinión.

A las mujeres que honestamente pintaron en el Ángel de la Independencia un “Ya Basta”, mi solidaridad y aquí está mi plumón con ustedes.

A las autoridades: respondan. Sin culpas ajenas ni quejas. Sin ideología. Hay mujeres que están siendo asesinadas y violadas. El tema es de emergencia nacional.



Artículos Relacionados

Back to top button