Opinión

El futbol en América, dividido en dos continentes

Raúl Orvañanos

El continente americano se encuentra en este momento cubierto de futbol, de Canadá a la Argentina, los países con selecciones de futbol se encuentran participando en dos competencias muy distintas. El desarrollo del futbol en el continente cuenta dos historias, en principio parecidas, pero que tomaron dos caminos completamente diferentes.

Mientras en el sur no se rompió del todo con los lazos europeos, algunos equipos actuales fueron fundados por migrantes de aquel continente y nunca dejaron de tener una relación directa, en el norte solo en México hubo algún interés en el deporte, algo tardío.

En Argentina existe una liga profesional desde 1893, fundada por un escocés. Fue hasta que en la televisora más importante de México antes de la mitad del siglo XX descubrieron que podría ser un gran producto, el futbol se convirtió en el deporte que dominó en casi todo el territorio nacional.

En la actualidad el desarrollo futbolístico continental tiene dos versiones completamente distintas: el sur, con una competencia de alto nivel y el centro-norte, donde la diferencia se mide por millones de habitantes.

Es en la confederación del centro y norte de América, Concacaf, donde más desigualdad hay entre sus miembros. Países con una población y territorio reducido, no han tenido una evolución futbolística como en el resto del mundo, la explotación comercial de las ligas es lo que marca la pauta pues entre más fanáticos más beneficios.

México fue el gigante del área, la única liga importante era la mexicana, de la mano de las televisoras de señal abierta el futbol creció, primero para ser un negocio para unos cuantos y en tiempos recientes para ser un deporte con el desarrollo que sus deportistas merecen.

Es por esto que la liga mexicana se ha visto alcanzada por su similar del vecino del norte, en Estados Unidos están acostumbrados a la competencia de alto nivel, el desarrollo del deportista en ese país es incomparable, a esto sumemos la popularidad del futbol el resultado es una liga que crece de forma exponencial. México y E.U.A son incomparables al resto de la Concacaf, no son las mejores ligas del mundo, no las consumen fuera de sus propias fronteras, los millones de seguidores en el mercado interno marcan la diferencia.

El futbol llegó al continente americano en barcos ingleses, es la estrecha relación del Reino Unido con los negocios de la corona en el nuevo continente lo que propició amplias colonias de trabajadores británicos en América. Es en zonas mineras, en las que la chispa del futbol incendió todo un continente.

En el sur, el futbol es en una necesidad básica, con una historia política de supresión de derechos, el futbol se convirtió en una válvula de escape y al mismo tiempo en un método de control. La estrecha relación entre la política y el futbol en Sudamérica concibió una confederación que disfrutaba del poder y hacía cualquier cosa por mantenerlo. El castillo se derrumbó en 2015 tras las investigaciones por corrupción a cargo de autoridades estadounidenses.

En México el futbol sufrió consecuencias del llamado ‘Fifagate’, de pronto se quedó sin participación de equipos mexicanos en Copa Libertadores y Sudamericana, y a nivel selección sin Copa América. Escenarios que exigían de buena forma a los equipos nacionales sacándolos de la zona de confort que significa la Concacaf.

La relación entra las dos confederaciones no podría ser peor y el desarrollo del deporte en el continente es el más afectado. Mientras el invierno sudamericano es testigo de grandes partidos, el verano en el norte tendrá que esperar hasta la ronda de finales para deleitarse con un futbol más equilibrado, menos disparejo.

La calidad del este deporte se verá afectada positivamente cuando se empiece a considerar la opción de una sola confederación para todo el continente, o, como existen casos, que países más desarrollados como México y Estados unidos se eliminen con equipos de Conmebol, mientras esto no suceda seguiremos estancados en competencias muy cómodas, pero que poco tienen de positivo y mirando por televisión la competencia en la que desearíamos estar.

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close