Opinión

Rectoría concesionada

Mario Avila Roque

Las causas de la contaminación en la megalópolis son diversas; desde aquellas topográficas y atmosféricas, hasta la sobre población y el parque vehicular, sin embargo, hay una que tiene un peso específico, el transporte público.

Desde hace décadas, el gobierno de la ciudad fue relajando su responsabilidad de brindar un transporte público suficiente y de calidad, descansando en el modelo de la concesión, es decir, poniendo en manos de particulares, esta enorme tarea. Vamos, hasta se podría decir que, privatizaron el transporte.

Los resultados están a la vista, unidades en mal estado, insuficiente y un regulador paralelo.  Nadie puede negar el músculo de los microbuseros, como se les conoce.

Han pasado varias administraciones de diferentes partidos y ninguna se ha caracterizado por, si quiera, hacer un intento.

No omito el caso de Marcelo Ebrard que implementó los Metrobuses y -aun con sus fallas- la línea 12, pero, ¿hasta cuándo retomarán los gobernantes rectoría en la materia?

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close