Opinión

Confrontar no es pelear

La prensa, dijo Ramos, es para ejercer un contrapoder.

Gracias por asomarse a la Ventana…

Las recientes apariciones de periodistas de diverso prestigio, en las conferencias mañaneras del presidente le han dado un nuevo sentido al ejercicio…

Si bien quienes han irrumpido fuera del discurso del orador en el púlpito, lo han hecho para adular o pedir chamba, también ha habido quien lo hayan hecho para confrontar datos duros…

El reciente episodio del periodista Jorge Ramos, de Univisión, con pelos de burra en la mano, frente al presidente empeñado en reducir la discusión de las cifras de violencia a porcentajes y condenas del pasado, fue un buen ejemplo…

Dicho sea de paso, después del intercambio de López Obrador con el periodista Ramos, el gobierno desapareció los datos oficiales del portal del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Publica…

El informador puso el dedo en la llaga, y la llaga supuró…

El debate fue bueno para la prensa y bueno para el Ejecutivo…

La prensa, dijo Ramos, es para ejercer un contrapoder. En eso quizá no todos estamos de acuerdo…

En todo caso, la obligación de la prensa ante el poder es averiguar los hechos con independencia; ser un contrapeso, no sólo un ejercicio de un enfrentamiento con el poder…
Sin embargo, el poder sí tiene obligaciones frente a los medios. La principal, respetar su autonomía…

Las conferencias mañaneras, auténticos monólogos, podrían comenzar a verse como una nueva plaza pública, un ágora para debatir, si los periodistas dejamos de limitarnos a registrar y amplificar la oratoria presidencial, si claudicamos sin cuestionar, por miedo o cobardía…

josecardenas@mac.com
@JoseCardenas1

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close