score
Tecnología

Disminuye la niebla en zonas del centro de Veracruz: UNAM

La niebla registrada en bosques de la zona central de Veracruz ha disminuido paulatinamente, aunque podría tener consecuencias graves en especies animales, vegetales, endémicas y el ecosistema de la región, aseguraron especialistas del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

A través de un comunicado, el especialista del Laboratorio Nacional de Ciencias de Sostenibilidad, Víctor Barradas Miranda, señaló que este fenómeno podría tener origen en la deforestación, el cambio de uso del suelo y la convección.

Explicó que cuando la deforestación comienza en un lugar, la temperatura aumenta y, en consecuencia, la base de las nubes sube, al igual que la bruma. A pesar de que el nivel sólo se ha elevado entre 200 y 400 metros, el fenómeno tendría consecuencias sociales, geográficas y ecológicas.

Esto además generaría escasez pluvial, impactando al bosque de niebla, un ecosistema de importancia económica y agrícola para los habitantes del área, detalló el científico.

Tras realizar estudios de vulnerabilidad de la zona mesófila, Barradas Miranda concluyó que ésta es altamente vulnerable “si la temperatura aumentara a más de 30 grados y la humedad relativa disminuyera 30 por ciento, el lugar se transformaría y otras especies colonizarían el territorio”.

“Además, el cambio climático global replicaría el problema en el planeta entero. En la zona central de Veracruz hay una modificación que respondería a este fenómeno mundial, pero en parte es regional”, afirmó.

El investigador y su grupo señalan que es posible revertir esta disminución con medidas que incluyen un programa de reforestación. En un análisis que data de hace tres décadas, Barradas Miranda calculó que en la zona, la captación hídrica mediante vegetación es de una quinta parte del balance; es decir, entra un 20 por ciento más de agua y representa una alternativa para “capturar” agrupaciones nubosas.

Esta opción es practicada en zonas como el desierto chileno, uno de los más secos del mundo, donde se abastecen de agua a partir de bruma “cosechada” con atrapanieblas (una malla de mosquitero) colocada perpendicularmente en dirección del viento, donde se depositan las gotas de las nubes.

Barradas Miranda, refirió que estos cúmulos de vapor constituyen un recurso natural que puede explotarse con eficiencia y resultaría crucial en lugares con sequía. Se debe estudiar tanto la captación como la disponibilidad y potabilidad para saber si es redituable para que una persona cubra sus necesidades diarias del líquido.

“Tenemos que ir hacia la reforestación. Nuestra investigación señala la importancia de que las pequeñas comunidades cultiven especies de interés ecológico y económico para atender sus necesidades. Es posible conjugar agricultura y silvicultura para que a partir de esa convección, vuelva a bajar la niebla”, concluyó.

mlga



Artículos Relacionados

Back to top button