Mundo

Pareja abandona a su hija adoptiva; aseguran que es una mujer sociópata, que trata de matarlos

"La vi poniendo productos químicos, lejía, Windex algo así, en mi café", aseguró la madre adoptiva.

En 2013, Kristine Barnett, de 45 años, y Michael Barnett, de 43, abandonaron a su hija adoptiva, de supuestamente 10 años, en un departamento de Estados Unidos y se fueron a vivir a Canadá.

Sin embargo, fue hasta este 2019 y después de cinco años de investigación, que la pareja fue acusada por dos cargos de negligencia de una dependiente, aunque fueron liberados con una fianza de cinco mil 500 dólares.

De acuerdo con Kristine no existe ningún delito, ya que no abandonaron a una niña, sino a una mujer de 22 años que trataba de matar a su marido y a ella, que actualmente están divorciados.

Ok I am sorry I am not supposed to be talking to anyone but in response to the Washington post photo of me supposedly…

Posted by Kristine Barnett on Sunday, September 15, 2019

NO ES UNA NIÑA, ES UNA MUJER

La mujer contó que, en 2010, cuando la adoptaron, un médico examinó a Natalia Grace y determinó que tenía ocho años, pero se dio cuenta de que era una mentira, ya que la “niña” tenía vello púbico y su periodo, así como que presuntamente fue diagnosticada con un padecimiento mental propio de los adultos. 

Aparte la hija, que mide tres pies de altura, los amenazaba continuamente de muerte, por lo que tuvieron que esconder todos los artefactos filosos y les era imposible dormir con ella en la casa.

Ella hacía declaraciones y dibujaba imágenes diciendo que quería matarnos, que nos enrollaría en una manta y nos enterraría en el patio trasero… La vi poniendo productos químicos, lejía, Windex algo así, en mi café y le pregunté qué estaba haciendo. Ella me respondió que estaba tratando de envenenarme”.

Por la situación, la pareja llevó a Natalia a un nuevo examen físico donde se determinó que no tenía la edad que decía; como prueba, Kristine presentó un documento firmado por un médico.

Dos años después de su adopción, en 2010, cambiaron la edad legal de Natalia a 22 años. No obstante, hasta el momento ha sido imposible determinar su verdadera edad, debido a la rara forma de enanismo que padece.

Por su parte, Michael admitió que él y su exesposa sabían que la niña era menor de edad cuando la abandonaron.

Natalia fue desalojada del piso en el que se quedaba en 2014, por lo que se desconoce su paradero actual y no ha respondido a las acusaciones de su madre adoptiva. En tanto, Margaret Axson, una mujer que vivía en la misma calle que ella, relató que iban juntas a una escuela de aprendizaje para adultos. 

Con información de La Opinión

Te puede interesar:

¿Qué significa el anuncio sobre la investigación que podría iniciarse contra Trump?

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close